Come sano mientras trabajas

Aprende cómo hacer tu comida en la oficina lo más saludable y agradable posible.

George Doyle/Stockbyte/Thinkstock

Por: Miroslava Zuñiga

Comer en el escritorio de la oficina es cada vez más frecuentemente una escena común. Aunque todos sabemos que no es saludable y que debemos alejarnos de nuestro lugar de trabajo aunque sea durante 30 minutos para comer, la rutina del día a día nos empuja a seguir practicando este mal hábito. Las excusas son muchas: “Así salgo temprano para estar con la familia” o “Así aprovecho para ir al gimnasio…” y “Si no, ¡no acabo!” suele ser la más recurrida de las respuestas. El caso es que todos, desde mamá hasta los especialistas en la salud, están preocupados porque, quienes trabajan y comen en el lugar de la oficina, no están obteniendo los nutrientes necesarios y peor aún, están atentando contra la salud al elegir mal sus comidas.

La realidad
Sólo nos queda buscar que ese momento sea lo más agradable posible. Ya sea que lleves comida preparada de casa o que pidas comida para llevar a un local cercano a tu oficina; procura que tus platos y cubiertos te hagan sentir bien acerca de este momento del día. No te contentes con comer del empaque de unisel y utilizar los cubiertos de plástico. Procura siempre llevar la comida de tu casa; si esto no le es posible, al pedir que te lleven los alimentos de un local cercano, elige las opciones más saludables que incluyan verduras, alimentos integrales u orgánicos. Haz de este momento una pausa durante el día. Aunque no te alejes de tu escritorio, no te pongas a hacer llamadas o contestar e-mails mientras comes. Este momento te ayuda a poner un freno al estrés del trabajo y más allá del descanso, es una pausa que el cuerpo necesita para asimilar los alimentos que se le están procurando. De otro modo, más tarde volverás a sentir hambre y seguramente recurrirás a comida chatarra.

Tips para comer sano:

•  Come despacio y disfruta tus alimentos.
•  Mastica varias veces antes de pasar cada bocado.
•  Apaga tu computadora o por lo menos déjala dormida.
•  No contestes nunca el teléfono o deja grabados sus mensajes, los cuales podrás checar cuando “regreses de comer”.
•  Si tienes alguien con quien compartir, hazlo: platiquen de otros temas divertidos que no estén relacionados con el trabajo.
•  Bebe mucho líquido durante el día. Entre comidas, dáte un descanso de 15 minutos para tomar un café o té y regresa a tus actividades laborales.

 Recibe gratis más notas como ésta a tu correo electrónico.

¿Qué opinas de esta nota?

comments powered by Disqus
Participa y gana con nuestras promociones