Pocas veces he considerado la moda masculina como un factor que marque  tendencias, honestamente siempre me ha parecido un tanto aburrida. Sin embargo, en esta temporada masculina hay un cambio, y no ha sido mérito de solo un diseñador pues de una forma u otra, bien sea el uso de color o en ciertas siluetas hemos visto momentos que han llamado mucha la atención, como Kim Jones para Louis Vuitton.

Kim Jones, quien ha trabajado para Uniqlo, Topman, Mulberry, Alexander McQueen, Umbro y Hugo Boss, entre otras marcas, es autor de una de las colecciones más dinámicas, relevantes y destacadas de la Maison Louis Vuitton. Con propiedad  me atrevo a decir que como casa de moda, LV tenía años que no se regocijaba  de una colección que generará tanto de qué hablar. Fue simplemente perfecta.

Vía: es.louisvuitton.com

La moda se trata de eso, de mezclar la esencia de una casa de moda y hacerla congruente con el acontecer urbano en el mundo. No cabe duda que una tendencia «mainstream» se está generando.

Ferrari como compañía entró públicamente al mercado de bolsa de valores. Cartier diseñó un reloj que sea pertinente  para  entrar en el target de  descuentos. Louis Vuitton Men por Kim Jones exhumó el espíritu underground de la marca street Supreme y combinó el uptown del lujo con la irreverencia downtown generando una fusión que mezcla los dos cultos, el de lujo y la rebeldía  en uno y esa fusión fue espléndida. 

La colección expresa  el resultado de un estudio cultural arqueológico que explica la actitud que el mercado está valorando, donde  la necesidad de destacarse se logra sin perder la esencia de quienes somos.

La creatividad fue ingeniosa. Comercialmente será sin duda  un éxito y aunque es una colección muy masculina, hay piezas que son andróginas y hasta una mujer puede gozar de ellas.

Vía: es.louisvuitton.com

Bravo Kim Jones. Bravo Louis Vuitton. Hacía falta esta nota de intelecto y análisis social en la moda.

 

Comparte tu opinión