En el antro: cuidado con tus oídos

Protege tus oídos del daño que causa el ruido excesivo.

Hemera/Thinkstock
La mayoría de las pérdidas auditivas se deben al daño de las células pilosas del oído. Al nacer, las personas tenemos unas 16,000 en cada uno, pero una vez que se pierden o se dañan, son irrecuperables. Esto no sólo tiene consecuencias en la audición, sino también en otros aspectos como el equilibrio, pues como sabemos, es el sentido auditivo quien se encarga de regular tan importante función.

Los efectos del ruido

La causa de que el ruido ocasione daños tan severos al oído es que el organismo no está preparado para afrontar sus efectos fisiológicos, ya que éste no tiene un origen natural, sino es producido por los seres humanos, a diferencia de otros sonidos como los truenos. Sin embargo, para la mayoría de las personas, especialmente para los jóvenes, este daño es imperceptible debido a la falta de síntomas, éstos se reducen a vagas sensaciones de presión o pesadez y a ligeros zumbidos. Quienes los sufren, esperan que desaparezcan por sí solos. Pero en realidad no es así.

El ruido excesivo en conciertos y discotecas hace que DJ’s, músicos y técnicos de sonido estén mal acostumbrados y tengan una idea distorsionada de lo que los asistentes quieren oír y a qué volumen. Es por ello que la música se eleva hasta llegar a convertirse en algo ensordecedor.

En discotecas, el ruido en la pista de baile oscila entre 90 y 110 decibeles, cuando el nivel máximo recomendado para mantener saludables los oídos, es de 80 decibeles. Lo más saludable en estos casos, es hacer pequeños descansos o pausas de algunos minutos, lo que les permitirá a los oídos recuperarse.

 Recibe gratis más notas como ésta a tu correo electrónico.

¿Qué opinas de esta nota?

comments powered by Disqus
box_tradicional
Participa y gana con nuestras promociones

Polls

¿Cada cuándo te ayudan con la limpieza de tu casa?

Ver resultados