Una de las cosas que más nos atormentan a todas las mujeres es perder nuestro tupper favorito. Y qué decir de la organización en cajones o gavetas. 

Quizá cocinas por la noche o es probable que guardes los manjares para toda la semana… en envases sin tapas que le queden bien. ¿Te suena? Aquí unas ideas para que tengas orden en la cocina.

Pasos sencillos para la organización de los tuppers

  1. Saca a la vista todos los envases: para poder lograr una organización exitosa, debes saber qué tienes, qué está completo y qué te sirve.
  2. Antes de ordenar, lávalos bien.
  3. Organízalos por tamaño: es importante que selecciones cada envase por el tamaño y si es posible, que los coloques uno dentro del otro para ahorrar espacio.
Organízalos por tamaño

Organízalos por tamaño

4. Dales un espacio: selecciona algún espacio amplio y de fácil acceso a la hora de cocinar, específicamente para estos utensilios, que por lo general, quitan bastante espacio. Es importante que limpies adecuadamente este espacio. Recuerda que son utensilios que están relacionados directamente con los alimentos.

5. Empieza ¡ya!: Dales una ubicación que se te sea fácil a la hora de agarrarlos. Los que menos uses, te recomendamos que los coloques ordenadamente en la parte de atrás de la estantería, dejando el espacio más visible y de fácil acceso, a los envases que utilizas con más frecuencia.

Guarda los tuppers de manera práctica

Guarda los tuppers de manera práctica

6.- Orden en las tapas: ya sea un huequito o un cajón en particular, destina un espacio para las tapas. Guárdalas de manera vertical (tipo Marie Kondo) para que las ubiques visualmente. Si las tienes revueltas…. ¿cuál es el punto?

Sin mal olor

A veces el almacenamiento guarda olores. Evítalos con estos tips:

  • Un vaso de vidrio con un poco de arroz. El efecto de esto es súper rápido, ¿sabes por qué? El arroz se encarga de absorber todos los malos olores. Puedes cambiar este envase de arroz cada quince días y verás cómo ese olor a encerrado desaparecerá.
  • Si guardas en el horno: límpialo con agua y vinagre y posterior a esto, exprime en un vaso medio limón y ponlo a hervir. Coloca en el fondo del horno.

Poner a hervir agua con la cascara del limón para que el mal olor se vaya

  • ¿Y el refri?: primero, límpialo con agua y vinagre, después, es aconsejable que coloques un recipiente con frutas cítricas como limones, naranjas, etc, y dejarlas al fondo.

Verás cómo en dos o tres días, estos malos olores desaparecerán. ¡Haz la prueba!

En tus manos está tener orden y… ¡no perder tus amados recipientes!

LEER MÁS SOBRE: IDEAS PRÁCTICAS PARA ORGANIZAR UN CUARTO PEQUEÑO

 

Comparte tu opinión