La salud, aunque se promueve mucho, es un tema en el que no ponemos atención hasta que se ve afectada; existen casos distintos, algunas personas toman precauciones para, en la medida de lo posible, lograr mantenerse sanas y disfrutar de una vida plena y gozar cada momento. No eres responsable de todo lo que pasa a tu alrededor, pero sí de tu salud y de tu cuerpo, por eso te comparto diez razones para mantener una muy buena salud.

Por Raquel Ruíz, entrenadora en Aprendizaje Acelerado y Programación Neurolingüística

Por lo regular, damos por hecho algunas cosas hasta que lo dejamos de tener; te doy un ejemplo: no piensas en tu cabeza (de forma específica) hasta que tienes una migraña ¡intensa!. En ese momento, te das cuenta cómo en un instante cambia tu forma de ver las cosas, incluso piensas en lo que harías si no tuvieras ese dolor.

¡Razones para cuidarnos!

  1. Por BELLEZA. Tu salud se refleja en tu mirada, en el brillo de tu piel, talla y peso; todo en conjunto lo refleja, los demás lo notan y te aseguro que tú también.

 

  1. La FAMILIA. Cuando hablamos de la responsabilidad de cuidar la salud, nosotras somos las protagonistas; sin embargo, los platos rotos también los paga nuestra familia, ya que las preocupaciones, el tiempo y el dinero de todos ellos se ven afectados si algo malo te llega a suceder. Por el contrario, cuando eres saludable, el tiempo que pasas con ellos es de calidad, tienes posibilidades de hacer cosas increíbles, sin la incertidumbre de verte afectada por la emoción, movimiento o clima.

 

  1. Tu PAREJA. Un tema muy interesante: cuando mantienes una buena salud, tu estado de ánimo es completamente diferente a cuando estás preocupada o estresada por lo que te duele o sientes. Esos cambios de humor afectan tus relaciones personales. Compartir momentos juntos como vacaciones, juegos, caminatas o simplemente estar en casa disfrutando de un día relajado son parte de mantener una buena salud.

 

  1. SEXO. ¿Creías que no iba a tocar ese tema?, lo tenía que dividir. El punto anterior se refiere a la convivencia, a disfrutar juntos el día a día, ahora me refiero a tu vida sexual: tu salud va de la mano con la intensidad, la constancia y las ganas de hacer el amor. ¿No me crees? ¿Cuántas veces has tenido que decir “no, porque me duele la cabeza”? o “estoy muy cansada”. Cuando eres saludable, tu energía aumenta y, aunque tengas un día muy pesado, encontrarás en el sexo una fuente de vitalidad y no un obstáculo para descansar. ¡Cuida tu salud!

 

  1. DINERO. Un punto súper importante. Piensa lo que se puede gastar en medicamentos, consultas o incluso cirugías cuando surge un problema de salud. Sin dudarlo, hacemos todo por salir pronto de la enfermedad y todo me refiero a no escatimar en gastos por recuperar nuevamente tu salud, así es que definitivamente mantenerte saludable es una forma de ahorrar y cuidar tu dinero.

 

  1. LIBERTAD. ¿Alguna vez has estado en reposo o con ciertos cuidados de salud y no has podido ir a los lugares que querías o estar con las personas que querías? Si te ha pasado, o conoces a alguien con ese problema, notarás que cuando tienes una buena salud la libertad que tienes para hacer las cosas como: salir, viajar, trabajar y platicar es maravillosa. De nuevo, no lo notas hasta que esa libertad se ve interrumpida por alguna consecuencia provocada por no cuidar tu salud. La decisión de comenzar ahora a cuidarte se verá reflejada en lo que podrás hacer el día de mañana.

 

 

  1. AYUDAR A TU FAMILIA. Así como tu salud es importante, la de tus seres queridos también lo es. Te pido que reflexiones en lo siguiente: ¿en tu familia han tenido la necesidad de buscar donadores de sangre? y sientes impotencia de no poder ayudar porque tienes gripa, estás tomando medicamentos o tuviste una enfermedad contagiosa. El sentimiento de esa impotencia es muy triste, ocuparte de tu salud es tener una alternativa para tu familia, para hacer lo que esté en tus manos para ayudarlos en los momentos difíciles.

 

  1. ÉXITO EN LOS NEGOCIOS. Sí, aunque no lo creas, tu apariencia saludable te puede abrir las puertas para realizar negocios o desarrollarte de forma profesional. Tu bienestar brinda seguridad a las personas que están del otro lado tratando de cerrar un buen negocio contigo.

 

 

  1. OPTIMISMO AL PLANIFICAR. Cuando te sientes bien, las opciones parece que se multiplican. Tienes ánimo de crear ideas que te permitan vivir un mejor futuro, puedes comprometerte contigo misma y con los demás, porque confías en ti. No significa que tengas la vida asegurada, no te confundas, me refiero a que cuando eres responsable de tu salud sabes que harás todo lo posible por seguir de pie y con la mejor calidad de vida para lograr lo que te propones.

 

  1. BIENESTAR EMOCIONAL. La salud de tu cuerpo libera tu mente de preocupaciones, tristezas y frustraciones en relación con tu alcance físico. Es decir, para cumplir tus metas y objetivos tu cuerpo no será un obstáculo. Por lo tanto, las quejas y las culpas son puntos que no ocupan mucho espacio en ti.

 

Recuerda que el primer paso para formar hábitos de salud es: hacerlo todos los días y tener la disciplina de cuidarte. Haz que una buena alimentación, ejercicio, leer y meditar sean parte de tu rutina. Empieza ahora a cuidar la herramienta más poderosa que tienes: tu cuerpo.

 

Información adicional:

 

Raquel Ruíz es ingeniera industrial. Posee un Máster en Plenitud y obtuvo la certificación como Entrenadora en Aprendizaje Acelerado y Programación Neurolingüística y una adicional en Yoga de la Risa.

 

En su faceta empresarial, Raquel es socia fundadora y directora operativa de México Master Coach. Gracias a su constante búsqueda de desarrollo humano ha tomado diversas conferencias impartidas por Blair Singer, reconocido conferencista que aborda temas como el desarrollo personal, habilidades de negocios y las técnicas necesarias para destacar como líder, conferencista, facilitador, entrenador y vendedor. En la parte espiritual, ha asistido a retiros con Geshe Michael Roach, primer estadounidense en obtener este doctorado en budismo por parte del Monasterio Sera, ubicado en el Tíbet.

A través de su experiencia de vida y su conocimiento basado en la filosofía budista, Raquel imparte talleres en los que aplica metodología para que las personas desarrollen relaciones completamente responsables basadas en el amor, respeto y en el compromiso real. Durante los últimos diez años ha impartido talleres en conjunto con René Rodríguez, en los que ha fomentado el desarrollo integral de más de 27.000 personas en Latinoamérica.