Cada vez son más las profesiones que se pueden realizar de manera remota; sin horarios fijos que no necesariamente son productivos, sin gastos de transportación, sin aguantar juntas eternas, eligiendo los proyectos que te gustan y evitando el estrés de la subordinación; todo desde la comodidad de tu hogar, o de una linda cafetería, o de la playa, o desde donde hayas decidido que te ganarás la vida.

Con esto no quiero decir que la tecnología nos vino a quitar pesos de encima; pero sí que nos llenó de opciones. Ahora puedes decidir ser madre de tiempo completo, sin sacrificar la profesión; puedes tener espacios para un hobby o para aprender algo nuevo; puedes cumplir el sueño de planear un viaje cuando y por la cantidad de días que deseas. Suena bien, suena ideal, pero debes saber que esto conlleva otro tipo de habilidades y sacrificios, y que la libertad tiene también costos. Pero una vez que sepas a lo que te enfrentas, la idea es cautivadora y, lo mejor de todo, es que es posible hoy en día. ¿Quieres descubrir si este estilo de vida es para ti? ¿O quieres saber cómo optimizar tu actual estado de freelance? Te invitamos a recorrer estas páginas que preparamos para empoderarte en este estilo laboral.

Disfruta, y que tengas buen freelanceo.

 

Cristina Rey