Es el ingrediente estrella de cremas y sueros, el ácido hialurónico ha llegado para quedarse en la cosmética, gracias a sus propiedades hidratantes. Pero no es lo único para lo que sirve.

De la mano del Dr. Juanjo Duque, descubrí en piel propia para qué se puede utilizar este componente mágico y lo que puede hacer por tu vida cotidiana y sí, por tu autoestima.

Imagen de Alexander Krivitskiy en Unsplash

Medicina estética en el confinamiento

Seamos honestas, nuestros hábitos cambiaron totalmente durante estos meses de confinamiento –y los que siguen… si es que sigues-. Muchas personas comenzamos a trabajar desde casa y dejamos el maquillaje atrás, ni hablar de ciertas rutinas de cuidado. Los hábitos de sueño cambiaron, el ejercicio no vino por meses y la alimentación se transformó. Hay gente que cree que la mejor idea es invertir en pijamas y seguramente las suelas de nuestros zapatos no se han gastado un pelito durante seis meses.

¿Las consecuencias? Para muchas, la piel se ha vuelto seca, el aumento de peso es algo cotidiano y quizá hasta el autocuidado estético ha estado olvidado. “Es cierto que la gente tuvo mucho tiempo para verse y ha sido lo que ha pasado conmigo: tengo tres meses que no descanso un segundo”, me comenta Juanjo. Además, ante la depresión que ha causado, mucha gente ha comenzado un proceso de envejecimiento prematuro. “La energía de la parte psicológica va acabando al ser humano donde más debilidades tiene. La alimentación cambió, algunos dejaron de ejercitarse y comenzaron a perder tono muscular en el cuerpo pero también en la cara. Mucha más gente ha querido hacerse algo y se vinieron como avalancha», me comenta el médico.

Masculinización y feminización del rostro

Estos son procesos que maneja Juanjo. “Dentro de las tres vertientes que tienen, puede ser que un rostro no esté tan “masculino” y haya que ponerlo más masculino: que no tenga definiciones y volúmenes. Esto es para que la persona pueda lograr la mejor versión que no ha tenido de sí misma. Otra vertiente es definir rasgos (donde los hubo y ya no los hay) y rejuvenecer. Pero todo conservando el genotipo, que son los rasgos esenciales que definen su personalidad y que si se llegan a tocar, cambian. Y pueden quedar muy bien hechos, pero por muy bonita que le quede, va a cambiar y no se va a sentir cómoda consigo mismo. El chiste es resaltar la personalidad», enfatiza Juanjo y lo hace muy evidente en su trabajo. De hecho, yo le pregunté que si era buena idea ponerme bótox en ciertas zonas y me dijo que no, además de hilos tensores, a lo que también me respondió que no, porque no soy aún candidata (debe de haber flacidez para que sirvan realmente).

También existe la feminización con o sin rejuvenecimiento, además, de un proceso específico para la comunidad LGBT, en la que feminizamos el rostro de una transexual, que genéticamente no cambió a cambiar tanto con el cambio de hormonas.

feminización-de-rostro

Imagen de Brian Kyed en Unsplash

El antienvejecimiento más que por edad, se aplica por el estado de la piel. “Hay chavas de 25 años que se aventaron un régimen en el gimnasio y se acabaron la grasa del cuerpo y la lozanía de la cara a esa edad es grasa, pues hay muy poca parte muscular. Casi todas son mucosas y grasa.

  • Feminización/masculinización: Volúmenes, rellenos y definiciones en donde no las ha habido.
  • Feminización/masculinazión + rejuvenecimiento: lo dará el cuidado de la piel: bótox, células madres, cerrar poros y restablecer cuello, aparte de definir.

¿A qué edad se recomienda? «Siendo mayor de edad siempre y cuando tú lo quieras. Pero también hay veces que yo digo que no, por ejemplo, hay gente que no tiene límite y quieren más y más. Por ejemplo, todas quieren de Angelina Jolie, pero no les queda por su estructura ósea y genética», enfatizamos todos los que estamos en la entrevista.

Y es que a veces es cierto: no nos gusta ser únic@s y buscamos parecernos a l@s demás. ¿Para qué…?

¿Toxina butolínica o ácido hialurónico?

Hay veces que nos aplican la toxina en zonas donde nos paralizan la expresión. “Yo voy más allá: más que congelar el gesto, veo por qué se forma la arruga. Por ejemplo, en tu caso, debajo de los ojos, tienes líneas por la falta de grasita en la mucosa del lóbulo, eso hacía que en la expresión, debido a tu pómulo tan fuerte, la parte frágil no tenía algo que la sostuviera en una tensión se arruga más rápido,» me comenta Juanjo, pues me acaba de aplicar ácido hialurónico en la zona de ojera, lo cual me dio luz de inmediato a la mirada (¡Te quité cinco años», me comenta entusiasta).

Que las líneas se marquen más o no, dependerá de la parte ósea maxilofacial y qué tan fuerte sea, las contracciones musculares y la gesticulación.

Entonces para mí, para que las líneas de expresión de la sonrisa fueran más sutiles, Juanjo colocó en los canales linfáticos del surco de la ojera un relleno de ácido hialurónico para difuminar el color (el color de la ojera siempre es sangre acumulada que no drena ni circula bien alrededor del lóbulo ocular) . Eso va a rellenar el surco, difuminar el color y va a hidratar y dar tono, porque como el ácido hialurónico es una molécula reproductora de agua, me va a mantener fresca.

Se completa el trabajo con la aplicación de un poco de toxina en otras zonas, en caso de ser necesario.

¿Cuánto dura el ácido hialurónico?

“En ojeras y labios, un año”, comenta el doctor. “Son mucosas débiles y delicadas a las que no se les puede colocar otro tipo de materiales porque se deforma la gesticulación. Al hacer un labio tiene que ser tan bien hecho y natural que a la persona no se le dañe la sonrisa y la expresión natural. Hay que analizar toda la cara, como si fueras un dron.”

“El rejuvecimiento o definición facial no los trabajo con ácidos de un año porque esos no tienen garantía. Hay laboratorios que tienen ácidos de tres años y yo cuento con cuatro fórmulas mías para manchas, para el color de las ojeras, para pegar cuello y papada y para eliminar la rosácea. Y la eliminación de biopolímeros, todo llevado a través de la medicina estética», comparte sus técnicas.

Y es que estos procedimientos son mucho menos invasivos que un procedimiento quirúrgico, “como cirujano me di cuenta que la gente le tiene miedo a la anestesia general y los procesos de recuperación son fuertes. Si yo hago un proceso de feminización con cirugía, pueden pasar hasta seis meses para que a la persona se le quiten los moretones, cuando, a través de los rellenos, podemos alcanzar lo mejor de las personas.”

“Para mí, la medicina estética es esculpir cara y cuerpo a través de la misma medicina”.

“Y en cuanto lo que dura, cualquier persona que se haya realizado una masculinización o feminización va a comenzar a notar que al año, cambio en la zona de ojeras y los labios. Y viene solo a darle continuidad. En mujeres doy garantía de 5 años y en hombres de 10, ¿por qué distinto?, por los cambios hormonales, por el desgaste celular y hormonal», es decir, todo cuenta a la hora de tomar decisiones en su consultorio.

Cuidados después de la aplicación

“En cualquier proceso de masculinización o feminización se recomienda dormir boca arriba por cuatro días, pues el ácido hialurónico se está sellando en los lugares donde los puse. A pesar de que no se desplaza, si se le hace presión se diluye y es pérdida de trabajo, de material, de recursos…”

“Si bien yo hago las sesiones para que queden al 100% en la primera sesión, hay dos más de control, ¿por qué?, porque al momento de que los tejidos se desinflaman, yo veo cuáles son los puntos donde hizo falta para lograr esa perfección que vienen a buscar. También recomiendo un desinflamatario y filtro solar de uso dermatológico. Y bueno, con la toxina, el ejercicio a los tres días, también no agacharte en seis horas porque se coloca en el músculo para paralizarlo. En la zona periorbitaria del ojo se coloca, aunque no hay músculo, ahí va a la dermis profunda y mucosa, si llega a migrar por agacharte o acostarte, puede paralizar en el punto donde no se puso y la persona puede sufrir una deformación temporal,» me comenta al preguntar de los cuidados que debo tener para quedar súper bien.

¿Es para todos?

A veces las toxinas no pegan luego luego y hay que volver a aplicar. Lo cual no significa ni que el médico o el laboratorio lo hayan hecho mal, simplemente el organismo no reacciona a esa marca/concentración. Hay procesos hormonales que a veces hace que la butulina pegue.

La única forma que no se puede aplicar una feminización facial es cuando tienen lupus o vitíligo muy fuerte en el rostro.

Medidas de prevención ante el Covid-19

¿Qué acciones estás realizando actualmente por la pandemia? “Tomamos todas las medidas de prevención, limpiando, etc. A mis pacientes yo les mandó tomar azitromicina de 500 mg por cinco días antes de la consulta, pues es un antibiótico que es broncodilatador, entonces, con el colostrum y vitamina C mantiene las defensas arriba, por lo que el virus no te aborda o si te aborda, te da como una gripa fácil y se va.»

Así te puedo contar que mi experiencia sí fue de ir y venir y de tener todos los cuidados pertinentes. Creo que me cansé de tantas veces que me puse alcohol en gel, de que me subí y bajé el cubrebocas para que me viera y analizara.

Después de mi aplicación, noté que uno de mis ojos tenía cierta hinchazón que no se quitaba, así que acudí a mi consulta de seguimiento y el médico me dijo que siempre que se noten cositas así, hay que avisar de inmediato. No es porque sea grabe, pero a veces el ácido hialurónico puede encapsularse y es muy sencillo quitarlo. Y masajito con crema en casa. Tuve un poco de moretones que con hielo, cremita y el tiempo se quitaron.

¿Cómo luzco? Siento que luzco bien. Mi gesticulación es la misma y ya después de dos semanas de aplicación, no estoy hinchada ni nada. El área de mis ojos está luminosa y no hay un «hueco» en las ojeras, y menos color. Se ve más «rellena», lo cual sé que bajará con el tiempo y está bien. Mi piel de la frente no perdió expresión pero sí algunas líneas gracias a los toques finales con toxina.

A diferencia de la vez pasada que me apliqué toxina, ahora siento que los cambios son mucho más sutiles: no sonrío como estatua, ja. Mis líneas se marcan mucho menos y espero que este efecto dure mucho tiempo. ¡Ya les contaré!

¿Quién es Juanjo?

El Dr. estético Juanjo Duque se ha vuelto muy conocido por sus procedimientos perfectos y ser el consentido de muchas personalidades.

Después de haber forjado sus estudios dentro de la Medicina Estética en la Universidad de Venezuela; Juanjo Duque viaja a Europa para obtener un «Máster UCM en Medicina Estética y Antienvejecimiento» por la Universidad Complutense en Madrid, España; a su regreso a Latinoamérica Juanjo Duque sigue preparándose y viaja a obtener el Título como «Técnico de Nivel Superior en Cosmetología» por la Universidad Andrés Bello en Santiago, Chile.

Ya enfocado en llegar al ámbito internacional, Duque, viaja a México para revalidar sus estudios universitarios e incorporarse a la Universidad de Guadalajara en Guadalajara, México y obtener su cédula profesional para ejercer en el país.

Aquí lo puedes contactar: en su página web.

SIGUE LEYENDO

Mira estas bellas combinaciones para lucir espectacular: ¡en morado!

Comparte tu opinión