En verano, mantenerte en forma y activa te hará lucir de 10 en la playa o en la piscina. Y si necesitas de una compañía diferente para ejercitarte, nada mejor que tu mascota para que te ayude a mantener el ritmo y este importante hábito. Se llama canicross, y solo necesitas tu mascota y tus zapatillas favoritas. ¿Te animas?

Salud para ambos. Aunque no lo creas, debes llevar a tu mascota a un chequeo previo con el veterinario. Puesto que esta disciplina involucra correr kilómetros, por lo tanto tú también debes ponerte al día con tu salud.

Toma en cuenta la raza de tu mascota. Todo perro mayor de un año puede acompañarte a correr, pero las razas ideales para este tipo de actividades son las medianas y las grandes, que tienen un peso entre 20 y 25 kilos.
¡Equipo listo! Compra un arnés de tiro y no de paseo, así se distribuirá el esfuerzo del perro por toda su espalda y tendrá un mejor rendimiento; también evitarás cualquier daño lumbar. Mientras tanto, tú puedes llevar en tu cintura un bolso donde guardar una bebida hidratante, tu iPod y una barra de proteínas para recuperar energía.

¡A correr! Debes basar el entrenamiento para ambos siguiendo el principio de la progresión. No debes iniciar con un recorrido de 20 kilómetros diarios. Al contrario debes iniciar de menos a más y respetar los tiempos de descanso tanto para ti como para tu perro.

Asimismo, busca caminos que sean de tierra y que no tengan pendientes pronunciadas, porque ellos corren con sus almohadillas y lo que menos querrás es que se lastime en la ruta. Recuerda que él siempre va a correr delante de ti; trata de llevarle el ritmo para que no seas una carga para él.

Inicia con una ruta de 5 kilómetros este verano. Toma en cuenta que las horas ideales para salir en esta época son las primeras de la mañana y las últimas de la tarde.

canicroos