Las especias han sido veneradas desde hace miles de años por sus propiedades medicinales. A continuación te mostramos los beneficios para tu salud que puedes obtener de algunas de ellas.

 

Albahaca

Albahaca

ALBAHACA

Buena para: evitar la caída del cabello, la sofocación y el dolor de oído por inflamación.

Uso: se hierven las hojas frescas, y con el juguito que sueltan se fricciona el cuero cabelludo. Para la sofocación, se toma como té en ayunas y por la noche antes de dormir. Para el dolor de oídos, se impregna el jugo en un algodón, que se introduce en el oído y se deja allí hasta que desparezca el dolor.

Ajo

Ajo

AJO

Bueno para: anemia, reumas, bilis y combatir lombrices.

Uso: se come crudo en ayunas, aunque lo puedes acompañar de una cucharada de miel. Para eliminar las lombrices, se hace un licuado de leche con dos dientes de ajo y se toma en ayunas.

Canela

Canela

CANELA

Buena para: mejorar la digestión, combatir los gases y la gripe.

Uso: se prepara en té y se toma en ayunas. En caso de gripe, se prepara té de canela con limón y ron, y se toma antes de ir a la cama; ayuda a sudar.

especias-cebolla-via-cocinilla-com

Cebolla

CEBOLLA

Buena para: desinflamar.

Uso: directamente sobre el área inflamada, infectada, o sobre una cortada, se coloca un gajo muy delgado.

Cardamomo

Cardamomo

CARDAMOMO 

Bueno para: cólicos menstruales, acidez y mal aliento.

Uso: se prepara una tisana de semillas recién machacadas, se deja reposar durante quince minutos, se cuela y toma. Para el mal aliento, mastica una o dos semillas.

 

 

Cúrcuma

Cúrcuma

CÚRCUMA

Bueno para: alergias y artritis.

Uso: tómatela disuelta en un vaso de leche caliente.

 

Jengibre

Jengibre

JENGIBRE

Bueno para: aliviar el dolor de garganta, evitar calambres, mejorar el flujo sanguíneo, aliviar la migraña, la náusea y el estrés.

Uso: en té, con gotas de limón y una cucharada de miel, ¡es delicioso!

 

Perejil

Perejil

PEREJIL

Bueno para: desinflamar los riñones y aliviar el dolor por piquetes de avispa y abejas.

Uso: su raíz se consume en infusión para ayudar a curar la inflamación de los riñones; y sus hojas, picadas y aplicadas como cataplasmas, alivian el dolor que producen los piquetes.  

Por Fátima Escobar