Algunas personas ven extraño que hay enfermedades comunes en humanos que son también comunes en los perros, como es el caso de la diabetes.

La diabetes es una enfermedad causada por la incapacidad del cuerpo de producir o usar la insulina, lo que hace que el perro tenga niveles de azúcar en sangre demasiado altos.

Los síntomas que muestran son bastantes claros e identificables, aunque por supuesto para verificar que el perro está enfermo es necesario llevarlo a un veterinario.

Los principales síntomas de un perro diabético no diagnosticado son:

  • Exceso de orina: El perro orinará más veces y más cantidad que un perro no enfermo.
  • Exceso de sed: El perro beberá mucha más agua de lo habitual o normal, debido a que orina más.
  • Pérdida de peso: Aunque coma de forma correcta y normal la perdida de peso es muy común.
  • Exceso de hambre: El perro tendrá mucha más hambre de lo normal, a todas horas.
  • Cataratas: Muchos perros con diabetes desarrollan esta enfermedad ocular, las cataratas (de forma prematura).

Los perros bien diagnosticados y tratados tienen una vida completamente normal e igual de duradera. Aunque es necesario realizar revisiones periódicas con el veterinario para verificar que la dosis de la medicación (insulina) es la adecuada en todo momento.

Con información de soyunperro.com