Mi hijita Mariana fue operada a los tres años por caries de biberón. Sí, se le carearon los cuatro dienticos frontales y hubo que operarla para quitarle los dientes de leche que se habían careado.

Los dienticos se le fueron poniendo amarillos y la odontopediatra me dijo que había que removerlos, pero que le dejarían la raíz para que no perdiera el espacio de esos cuatro dientes. Había que esperar entonces que mudara esos de leche que le quedaron ahí para cuando salieran los permanentes.

Como tenía un túnel evidente al reírse, el equipo de odontólogas del Hospital San Juan de Dios me sugirió mandarle a hacer su prótesis o planchita para que luciera una sonrisa hermosa. Y eso hicimos.

Cuando entró al preescolar, a los cuatro años, se colocaba su planchita, y la verdad que fue bastante cuidadosa con eso porque nunca la perdió. Afortunadamente, la usó por poco tiempo porque luego empezó a mudar y ya no hizo falta que la usara más.

A partir de allí llevamos un control odontológico más exhaustivo hasta la fecha que ya está más crecidita.

Y les relato mi experiencia para que prevengan los daños que causa el tetero.

Los dientes tienden a cariarse tan pronto como aparecen en la boca. Para proteger los dientes de tu bebé desde el primer momento, debes conocer de manera adecuada de dar el biberón.

Para prevenir el daño dental causado por el biberón sigue las siguientes medidas:

1.- Si tu bebé necesita el biberón como consuelo a la hora de acostarse, llénalo solamente con agua. Nunca con leche de fórmula, jugo de frutas o cualquier otro líquido azucarado, como refrescos. Todas estas bebidas contienen azúcar.

2.- Al aproximarse el primer año, empieza a quitarle el tetero a tu bebé. En vez del biberón, enséñalo a tomar directamente de una taza.

3.- Si usas un chupón para calmar a tu bebé, usa uno limpio y que haya sido recomendado por su médico. Nunca dejes el chupón en sustancias dulces o con azúcar.

4.- Después de cada comida limpia suavemente los dientes y encías de tu bebé con una tela o gasa húmeda.

5.- Cuando los 20 dienticos de tu bebé hayan aparecido (alrededor de los dos años y medio de edad) empieza a cepillar suavemente los dientes con un cepillo dental y una pequeña cantidad de crema dental, por lo menos una vez al día.

6.- Lo mejor es cepillar los dientes al niño antes de acostarlo.

7.- Llévalo al odontopediatra alrededor de los dos a tres años de edad, tan pronto como los dientes hayan aparecido. En todo caso, si adviertes problemas dentales, llévalo inmediatamente,

El deterioro dental o caries causado por el uso del biberón es uno de los problemas más frecuentes en los niños menores de tres años.

Cuando el niño está despierto, la saliva ayuda a limpiar el azúcar y los ácidos de la boca que causan las caries dentales. Pero durante el sueño, el fluir de la saliva se reduce. El líquido azucarado se acumula entre los dientes superiores donde disuelve el esmalte del diente y origina la caries. El daño ocurre pronto y causa dolor severo. Mientras más frecuente sea esta práctica, mayor será el daño dental.

Así que lleven a sus pequeños al odontopediatra a una revisión temprana para que eviten molestias y correderas por algún dolor dental.

Con información de la Sociedad Venezolana de Odontopediatría