La prueba dio positivo, ahora hay una tercera persona en camino. La vida cambia, pero no como muchos lo imaginan, especialmente en el aspecto sexual. ¿Es posible tener sexo durante el embarazo?

 

Mantener saludables relaciones sexuales durante el embarazo trae importantes beneficios a la pareja, a la futura madre y hasta al bebé que está por nacer. Consultamos con la sexóloga Jenny Marques, quien nos aclaró muchos de los mitos.

 

1.- ¿Los movimientos durante el acto sexual pueden dañar al bebé?

No, siempre que no existan prácticas de sadomasoquismo como: amarres, golpes, sexo salvaje o muy intenso que puedan poner en peligro la vida de la madre o del retoño.

 

2.- ¿La penetración causa alguna lesión al pequeño?

No, el feto se aloja en el útero y, a su vez, está recubierto por líquido amniótico y músculos en toda la zona. Está muy bien protegido y lejos de tener contacto con el pene, pues no pasará del cuello uterino.

 

3.- ¿Cuándo están contraindicadas las relaciones sexuales?

En algunas situaciones es necesario modificar la actividad sexual o suspenderla del todo. Básicamente cuando existen diagnósticos por parte del ginecólogo que explícitamente impidan el acto de penetración por:

  • Sangrado vaginal de cualquier tipo.
  • Ruptura del saco amniótico.
  • Dilatación del cuello uterino.
  • Amenaza de parto prematuro.
  • Placenta previa.
  • Herpes genital y brotes durante el embarazo.
  • Presencia de Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) que no hayan sido tratadas.

 

4.- ¿Siente algo el bebé?

No siente absolutamente nada durante las relaciones sexuales de los padres. Solo ligeras contracciones a su alrededor al momento del orgasmo de la madre, que no son peligrosas.

 

5.- ¿Es posible usar jugueticos?

El sexo durante el embarazo se puede complementar con auxiliares sexuales. Por ejemplo: cremas y geles para el sexo oral o para otorgar sensaciones adicionales como cosquilleos, frío o calor. Los productos deben ser comprados en tiendas especializadas que garanticen ser apropiados para los genitales. Los juguetes de penetración no están prohibidos, pero se recomienda extremar las medidas de higiene, como el uso de condón. Esto para evitar infecciones. Asimismo, que sean pequeños para que la fogosidad del momento no se escape de las manos.

 

6.- ¿Sólo el “misionero”?

Las posiciones van a variar de acuerdo con el tamaño de la barriga en cada mes o trimestre y en cada pareja. Lo importante es que no se genere ningún tipo de dolor, presión, molestia, sangrado o secreción antes, durante o después de la relación sexual.

 

Agradecimientos: Jenny Marques, sexóloga @holasexologa

 

¿Y tú te animas a practicarlo?