Establece esa conexión con tu bebé durante el embarazo y conoce todo lo que sucede a través de este proceso de vinculación afectiva, mientras crece en tu barriguita.

Según señala el libro ‘Los principios del cerebro de los niños’ de John Medina, biólogo, investigador y gran estudioso del cerebro y profesor en la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington, durante los tres primeros meses se forma el “cableado del cerebro”. Pero ya a partir del  segundo trimestre del embarazo, el bebé empieza a reconocer y percibir todas las influencias y estimulaciones externas.

En este momento es donde debes actuar junto a tu pareja, para empezar a transmitirle al bebé toda esa muestra de protección, amor y seguridad que le espera.

Medina afirma que, a pesar de que no exista ninguna medicina en el mercado que aumente el coeficiente intelectual del bebé en el útero, está demostrado que colocarle música de Mozart al niño, gozará de una inteligencia más desarrollada.

Mientras mejor lleves tu embarazo, mejor relación tendrás con tu bebé

Es un hecho que mientras mejor embarazo tengas, se fortalecerá ese vínculo entre el hijo y su madre. Por lo tanto, procura desechar toda preocupación y todo sentir que te perturbe durante estos nueve meses.

Vive sin agitaciones, siente la felicidad que puedan regalarte la vida y transmítele ese sentir a tu criatura, recuerda que él siente absolutamente todo, cuando comes, cantas, ríes, lloras.

Y es que hasta el movimiento de los órganos internos, como el del intestino, son estimulaciones que acompañarán a tu bebé en este inicio de vida dentro de tu panza.

LEER TAMBIÉN: Poema de un bebé en el vientre para su madre

¿Qué ocasiona la voz de los padres?

Sin duda alguna, la voz de la madre es un sonido que llega hasta donde esté el bebé y por más increíble que parezca, esas vibraciones fortalecerán el crecimiento y el desarrollo óptimo con el pasar de los meses. ¡No dejes de hablarle!

Asimismo, la voz del padre también juega un papel importante, ofreciendo esa estabilidad de protección y felicidad.

A pesar de que el padre no tiene un vínculo piel a piel con el bebé, esa conexión de amor es algo sobrenatural que logra, en gran escala, que el niño reconozca las vibraciones de su voz.

Según el libro ‘Cómo estimular el aprendizaje’, de editorial Océano: “los estudios recientes muestran que el perfeccionamiento del nervio auditivo se produce en la semana número 28 y la apertura del canal auricular en la 36. Las respuestas que el feto da al ruido están totalmente maduras en la semana 35 del embarazo”.

LEER MÁS SOBRE:6 MITOS SOBRE EL SEXO Y EL EMBARAZO

 

Por esta razón, no dejen de comunicarse con su bebé desde el vientre. Ámense, sean felices y compacten, mediante mucha paz y armonía, ese lazo de amor que los vincule como una familia.