El universo bendice a cada mujer con cabello chino, es como un don divino que no todas sabemos apreciar, pero que si lo hiciéramos el mundo agradecería.

Las ventajas de tener rizos son incontables, puedes variar los peinados sin problemas y hacer que tu rostro luzca diferente, además son atractivos y nunca pasarán de moda. Si eres una de nuestras melenitas indomables, debes cumplir a cabalidad los 10 madamientos de una enrulada.

  1. NO desenredarás tu cabello seco. Hazlo cuando lo laves o después de hacerlo, preferiblemente mientras tengas el acondicionador puesto y con un peine de dientes anchos o los dedos.
  2. NO lavarás tu cabello todos los días. Utilizar champú a diario puede hacer que tus chinos se resequen y que pierdan brillo.
  3. NO exprimirás tu cabello con una toalla al salir de bañarte. Deja, ¡por favor!, que se seque de forma natural. Esto te ayudará a evitar el frizz o que se esponje. También puedes utilizar un difusor para ayudarte con un secador.
  4. NO tirarás de tu cabello al peinarlo. Esto solo hará que se quiebre y dañarás tu cuero cabelludo. Desenreda por partes y comienza por las puntas.
  5. NO usarás cepillos nunca más. Cepillar tu cabello solo hará que tus rizos se debiliten hasta dañarse.
  6. NO abusarás del agua caliente. Aunque amamos ducharnos con agua caliente, porque nos relaja, no le hace mucho bien a nuestro cabello. Lo ideal es lavarlo con agua tibia.
  7. NO utilizarás ligas de hule en tu cabello. No tienes ni idea de lo mucho que estas maltratan al cabello rizado.
  8. NO fijarás tu cabello con gel. Ser natural está de moda, y es nuestra tendencia favorita. Utilizar gel hará que luzcan dominados tus rizos, pero puede producir una capa blanca que parezca caspa y le quita vitalidad a tu melena.
  9. NO dejarás que toquen tu cabello a cada rato. Sabemos que tener rizos te hace exótica, y nos encanta, pero que los estén tocando solo hará que el frizz haga de las suyas.
  10. NO abusarás de las tijeras. Sácale provecho a tus chinos y juega con un corte de cabello escalado, este ayudará a que luzcan más vivos que nunca.

Sí, sabemos perfecto que tener rizos no es tarea fácil, pero también sabemos que valen la pena. Reconoce tu belleza, y la de tus rulos, y sobre todo, ¡disfrútalos!