Verte bonita podría parecer malestar, pero tendrás mejores días cuando estás enfrentando un momento de tanta incertidumbre en tu vida. Pero el cáncer de mama debe atacarse desde muchos frentes y uno de ellos es lucir lo mejor posible. ¿O es que acaso estar enferma significa estar fachosa y de cara lavada 24/7? Muchas de las pacientes ni siquiera pueden darse ese lujo; deben ir a sus consultas, a trabajar, atender la casa, estar ahí para sus hijos…

#KENALOVE

POR: BIANCA PESCADOR

Si la vida sigue y el show continúa, ¡muestra tu mejor cara! Está científicamente comprobado que sentirse bien con una misma ayuda en el proceso de sanación; verte linda no desaparecerá el tumor ni el sana autoestima está ligada a una mejor actitud, ¡y una visión positiva frente a la enfermedad puede hacer milagros! Dejemos atrás la idea de que una mujer libran- do esta batalla debe verse triste, apagada y gris… Como dicen: “esto no se acaba hasta que se acaba”.

Para que luzcas guapísima sin importar tu estado de salud actual, platicamos con Araceli de Motta, consultora y stylist con especialidad en oncoimagen, quien nos dio muchísimos tips que estamos seguras te ayudarán a lograr tu mejor versión antes, durante y después del tratamiento contra el cáncer. Y recuerda, como dice la experta en moda, Ana Mendoza: no estás totalmente vestida sin una sonrisa.

CUIDADO DE LA PIEL

“Cualquier decisión que tomes en cuestión de cremas, cosméticos, alimentos y ajustes en tu estilo de vida, consúltalos con el especialista que corresponda”, recomienda Araceli.

  1. No te dejes llevar por las opiniones o recomendaciones de terceros; cada cabeza es un mundo ¡y cada cuerpo es diferente sistema inmunológico incluido también!
  2. Al comprar tus productos de higiene personal, lee la etiqueta. Procura que contengan la menor cantidad posible de alcohol y fragancia, ya que estos ingredientes resecan la piel.
  3. Dado que la quimioterapia afecta negativamente la hidratación de la piel, opta por productos hiper humectantes, de preferencia con textura oleosa. Te recomendamos el Aceite Lavante Xera Calm de Avène.
  4. ¿No quieres renunciar a tu crema favorita? ¡Está bien! Sólo agrégale aceite de almendras, de coco o glicerina, y agítala bien antes de aplicarla. O date un chance y apapáchate con el suave aroma y toda la humectación de la crema Bálsamo del amor de Le Couvent des Minimes.
  5. Si en la regadera utilizas gel de ducha perfumado, reemplázalo por jabón neutro.

cancer-de-mama-belleza

Sentirse bien con una misma ayuda en el proceso de sanación.

 

“Cuando nos vemos bien, nos sentimos mejor, y las mujeres tenemos mucho de dónde echar mano”, dice la experta en oncoimagen, y no podemos estar más de acuerdo.

MAQUILLAJE 

Elige bases de maquillaje líquidas, que suelen ser más gentiles con la piel al momento de aplicarlas. Puedes hacerlo con las yemas de los dedos o con una brocha.

  • ¿Manchas en la cara? Disimúlalas con la ayuda de una BB Cream cubriente. Nuestra recomendación: la de Skin79, Kiehl’s o La Roche-Posay.
  • El protector solar es de cajón. No importa si la crema o el maquillaje ya traen, utiliza uno especial para el rostro con factor mínimo de 50. Aderma acaba de lanzar uno para piel fragilizada, te protegerá y ayudará a tu piel a recuperarse.
  • Dile adiós –al menos temporalmente– a los delineadores líquidos; prefiere los de lápiz o si acaso plumón. Son menos factibles a causar lagrimeo e infecciones. Prueba los naturales de Ere Pérez.
  • Si utilizas mascara de pestañas (lo cual no es muy recomendable), ten mucho cuidado al retirarla. Hazlo con un cotonete mojado en agua micelar, pestaña por pestaña. Prueba la de Avène para pieles sensibles.

 

belleza-cancer-de-mama

  • Evita por sobre todas las cosas usar pestañas postizas. Aunque se ven increíbles, el químico del pegamento es muy agresivo y puede dañar el párpado. Recuerda que la piel está ultra sensible, ¿qué necesidad de darle más trabajo al sistema inmunológico?
  • Nos encantan los lipsticks de larga duración, pero no es el mejor momento para usarlos. Opta por versiones más humectantes, a base de ingredientes naturales. Prueba los de Minerälessenz a base de minerales y crema de cacao.
  • El producto que debes llevar en tu bolsa durante todo el tratamiento, y con más razón en invierno, es un bálsamo para labios. Nuestro favorito: Honey Trap de Lush, hecho a base de miel y menta y te ayuda a hidratar, proteger y calmar los labios.
  • ¿Tienes que resurtir toda tu cosmetiquera? En realidad no. “No hagas nada hasta que no veas lo que ocurre con tu piel. Si notas manchitas rojas, es una reacción. Entonces sí hay que eliminar el producto… antes no”, asegura Araceli.

Rellena o dibuja las cejas con sombras o delineadores (nos fascinan los de Nudestix); echa mano de las plantillas para no errarle. ¿Tatuarlas? Ni de broma.

CUIDADO CAPILAR

“Hablando de imagen, es muy impactante verte pelona. Por eso, de entrada, lo mejor es hacerte un corte muy chiquito. ¡Ya crecerá de nuevo!”, expresa la stylist.

  • Un corte pixie evitará el shock de dejar mechones enteros en la regadera o en la almohada. Conforme avance el tratamiento, lo más recomendable es raparlo.
  • Hidratar el cuero cabelludo es ultra importante. Hazlo aplicando aceites, cremas o mascarillas. La mejor: mezcla aloe vera, sábila y menta, ¡frescura máxima que tu cabecita agradecerá! Incluso puedes agregarle estos tres ingredientes a tu shampoo. Síguelo lavando aunque no tengas pelo a fin de fortalecer el folículo. Prueba Sensinol de Ducray, un shampoo para cuero cabelludo sensible que te ayudará a calmar la piel.
  • ¡Diviértete cambiando de look! Dependiendo de tu bolsillo, compra una (¡o varias!) pelucas sintéticas o naturales. Éstas últimas son más recomendables y se pueden teñir, lavar y secar, pero son más caras.
  • Las mascadas, pañoletas y turbantes serán tus mejo- res amigas. Hay mil maneras de usarlas, todo depende de tu estilo y ganas de aventurarte con un nuevo look.
  • Si tu presupuesto lo permite, compra pelucas de distintos colores y largos; tener varias te permitirá no sentirte siempre la misma.
  • Si te vas a quedar en casa sin ponerte peluca ni accesorios– aplica protector solar en el cuero cabelludo. La piel está sensible, hay que consentirla y cuidarla aún dentro del hogar.
  • También hay extensiones de coletas o flecos que se pueden usar con sombreros o mascadas. Anímate a probar, es una buena oportunidad para jugar y cambiar de imagen.

«No lo veas como una lucha contra el cáncer; velo como una pausa que la vida te pide en el camino para que cuides tu cuerpo de manera distinta” Araceli Motta.

 

UÑAS

“Las uñas son un indicador para el doctor de cómo va el tratamiento, por eso trata de mantenerlas al natural”, comenta la personal shopper.

¿Las notas grises, verdes o azules? Es normal. Mantenlas cortas y aplica aceite para cutícula todos los días a fin de evitar la reseque- dad y los pellejitos.

Si tienes un evento importante y las quieres esmaltar, puedes hacerlo, sólo elige colores vivos y fuertes para tapar al 100 lo amoratado de la uña.

Prefiere las marcas libres de químicos que tengan esmaltes en tonos uva, rojos, cerezas, chocolates… Los tonos pastel o muy claros déjalos para después. Te recomendamos los esmaltes de RGB Cosmetics, son veganos y libres de sustancias dañinas.

Para retirar el producto, hazlo con un quitaesmalte sin acetona. Otra excelente opción son los pads o toallitas ricas en aceite, como las de Crabtree & Evelyn.