Llega el fin de semana esperado por muchas amantes de los disfraces y aborrecido por aquellas que los repelen. Yo pertenezco al primer grupo, pero comprendo que al segundo se les haga complicado y laborioso. Para todas nosotras hay opciones. En muchas fiestas no nos van a dejar entrar sin disfraz e ir de ropa diaria, es un acto de apatía que muchos anfitriones tomarán a mal. No llegues tan solo vestida de negro con una máscara que compraste en el semáforo… ponle un poquito más de coco, te prometo que lo vas a terminar disfrutando…

He descubierto que no tienes que gastarte una fortuna cada final de octubre… ten la creatividad de usar prendas que ya tengas combinando con retazos de tela o invirtiendo solo en piezas clave o maquillaje…  Aquí unas opciones inspiradoras, vamos de menos a más…

 

Nivel Básico: Los tradicionales que no pueden faltar

   

A estos disfraces sólo les pones una base con la ropa que ya tengas de ese color: para diablita en rojo, para bruja un vestido negro, largo o corto, tú decide, si es de encaje o terciopelo mejor, si no, no importa. En cada uno solo añade la clave: sombrero de pico, orejitas y cola. Si te quieres apuntar un extra destácate en el maquillaje,  si no te quieres inmiscuir demasiado, unos labios bien rojos-vino y un delineador negro te van a sacar de apuros…

 

Nivel Medio: Más creativos pero “sencichitos”

     

En este nivel lo importante son los accesorios y complementos. Estos personajes son bastante populares y su base esencial del vestuario sigue estando muy sencilla de encontrar en tu clóset. Seguimos en la gama de blanco, negro y toques de rojo. Para los guantes, collar tipo perlas, pompones, medias blancas y calcetas a medio muslo, quizá tengas que darte una vuelta a la tienda, pero nada que no logres encontrar en una ida. El maquillaje que tienes en casa te va funcionar, solo adquiere una base blanca para el rostro, según el caso.

 

Nivel Avanzado: Para las que quieren ganar el concurso

Para llevarte los aplausos nada como los personajes actuales que causan furor. Seguramente tienes que hacer gala de tus dotes de maquillaje y estilismo en peinado, mandar hacer o coser tú misma alguna parte del vestuario y prepararte con antelación, ya que no se resuelven en un par de horas. En algunos casos, como el de la vikinga Lagertha, Daenerys, Harley o las sirenas, prevé si utilizarás peluca, extensiones o tinturas temporales.

Nada más divertido que disfrazarte en pareja, con tus hijos o con amigas del mismo tema. Te aseguramos un lugar en el concurso, pero sobre todo, ¡mucha diversión!