De verdad que existen prendas comodín que te sacan de apuros y son todo-terreno. Seleccionamos las imágenes de outfits para que veas cómo una camisa blanca puede usarse desde un domingo relajado, pasando por un día laboral importante, hasta en una gala con la reina, ¿no me crees?, ¡es en serio!

5 looks de menor a mayor grado de formalidad…

1. Domingueando: eso significa agregar tenis y jeans cómodos. Para darle un toque personal, elige una cartera sobre y unos lentes obscuros corte “gatito”.

2. Viernes casual: si es en la oficina añade tres accesorios clave para elevar la formalidad un poquito: pañuelo francés, cinturón y tacones; atrévete con unos coloridos.

3. Cita entre semana:  la combinación  blanco + negro es un acierto seguro que sube aún más la temperatura de la formalidad, agrega pantalones pitillo, estiletos, lazo-moño al cuello y bolso clásico… ¡todo en negro menos la blusa! Los pequeños toques rojos o amarillos también le van muy bien a esta combinación.

4. Sábado de fiesta: las faldas floreadas, de colores vivos y ceñidas al cuerpo con escarola en la base, son lo más in del momento, déjalas ser protagonistas usándolas con una camisa blanca, un clutch liso y pequeño y sandalias en tonalidades neutras. ¡Lista para salir!

5. En la gala de la reina: o bueno… en el grado más alto de formalidad aunque no sea en el cumpleaños de la realeza; brillo, joyas y longitud de la falda son las claves aquí…

Todavía no te convences, checa este video de la colección de Camisas blancas de Carolina Herrera