¡Levanten las manos las parejas que nunca se hayan peleado por dinero! Checa los errores más comunes que cometemos en las finanzas.

Bien dicen por ahí, el amor entra por la puerta y las finanzas por la ventana. Construir compañerismo no es fácil, pero no imposible. Te decimos los cinco errores más comunes que cometemos en las finanzas tu y tu compañero.

Cinco errores más comunes de las finanzas en pareja:

  • La parte más gruesa recae sobre uno de los integrantes en pareja: esto es un gravísimo error y es uno de los más comunes.

Por lo general, siempre hay uno de los dos que gana más dinero o percibe más entrada de platita y, en este sentido, es el que toma más responsabilidades. ¡No debería!

La mejor forma de sobre llevar este punto es llegar a un acuerdo entre ambos y llevar el 50% de las finanzas o gastos que se generen entre los dos.

Esto evitará que la carga económica genere desánimos o irritabilidad.

  • Imprevistos financieros: como es normal, los inconvenientes que se pueden presentar a lo largo de tu relación pueden generar malestares económicos.

Por ejemplo: si a tu pareja la botan del trabajo, automáticamente tú asumes toda la carga o, en su defecto, la mayoría de las responsabilidades financieras que existan entre ambos. Esto evidentemente acarrea un cúmulo de estrés y resultados negativos para ustedes.

Llevar equilibradamente los gastos en pareja

Llevar equilibradamente los gastos en pareja

¿Qué hacer en estos casos?  Deben tener un fondo destinado para imprevistos, bien sea una cuenta bancaria mancomunada o platita guardada debajo del colchón.

Esto aliviará en un porcentaje la crisis económica que puedan tener, mientras buscan soluciones en conjunto para superar esta gris faceta que les ha tocado vivir.

  • No tener planes a futuro: tener planes y visiones en conjunto es esencial y, para ello, es importante recurrir a un plan de ahorro bien estructurado para poder tener resultados positivos en la planificación económica.

Muchas parejas no se establecen metas, solo viven al día y ejecutan proyectos sin estudiar las posibilidades e inconvenientes de ambos. Esto no está bien.

Viajes, automóviles, cambio de vivienda o tener un bebé son cosas que se pueden planificar e ir trabajando en el plan de ahorro previamente definido para ejecutar estas metas a mediano o largo plazo.

Visualización de planes a futuros

Visualización de planes a futuros

  • No plantearse fechas: a veces no es suficiente hablar de dinero y, por lo general siempre nos enfocamos en producir plata y listo.

Las cosas necesitan mucho más: cada plan o proyecto tiene un día y una fecha, por lo que es importante concretar con un calendario cuándo se llevará a cabo el evento.

Una mudanza, una boda, un viaje, entre otros ejemplos, son motivo para puntualizar el día y trabajar en función al tiempo acordado en pareja.

  • Derrochar plata en cosas innecesarias sin el consentimiento de tu pareja: hay momentos donde sales a una tienda y ves unos zapatos que te llaman mucho la atención, los compras y llegas feliz a tu casa.
Tener una cuenta para gastos personales

Tener una cuenta para gastos personales

Ten en cuenta que una pareja debe apoyarse en todo, y si ambos están organizados y tienen proyectos por cumplir, lo más ideal es consultar antes y saber si esa plata desajusta  el presupuesto establecido por ambos para otra meta en conjunto.

Una manera muy sana para evitar esto es tener una cuenta para gastos personales, donde puedas ahorrar para tus cosas sin necesidad de gastar el dinero que han ahorrado juntos.

LEER MÁS SOBRE:10 COSAS QUE HACEN LAS PAREJAS FELICES

 Ejecuta planes de ahorro para que tus actividades financieras sean más organizadas