La actriz y cantante australiana Olivia Newton-John, protagonista del filme musical “Grease”, desmintió los rumores sobre su muerte inminente ante el tercer cáncer que le diagnostican.

“Los rumores sobre mi muerte han sido muy exagerados”, dijo Newton-John, parafraseando con humor al escritor Mark Twain, en un videomensaje publicado en su cuenta de Twitter.

“Estoy genial”, afirmó la actriz y cantante, tras los rumores publicados por algunos medios en Estados Unidos y Australia sobre el deterioro grave de su estado de salud.

En mayo del año pasado, Newton-John reveló que le habían diagnosticado un cáncer de mama con metástasis en el hueso sacro, tras haber superado otros tumores malignos que le encontraron en 1992 y 2015.

La intérprete de “Physical” cuenta con un centro de tratamiento del cáncer que lleva su nombre en Melbourne (Australia), fundado tras superar esta enfermedad por primera vez.

En este centro sanitario se combina el tratamiento físico con el de la autoayuda interior y los pacientes pueden practicar disciplinas como el yoga o el tai-chi.

La artista, de 70 años de edad, comenzó su carrera a principios de la década de los 70, años en los que logró ocupar el cuarto puesto en la competición Eurovisión en representación de Reino Unido con la canción “Long Live Love” (“Larga vida al amor”).

Sin embargo, se consagró al protagonizar “Grease”, uno de los musicales cinematográficos más populares sobre un grupo de adolescentes en el último año del instituto en el que interpretó su éxito “Hopelessly Devoted to You” (“Devotamente tuya”).

En su carrera musical ha vendido más de 100 millones de álbumes, ha ganado varios premios y ocupa el puesto 20 de la lista Billboard de los mejores artistas de todos los tiempos.

Olivia Newton-John cumplió 70 años radiante e imparable a pesar del cáncer