El regreso al circuito de Serena Williams, tras ser madre, provocó un cambio en la protección hacia las tenistas que tenían un hijo.

La estadounidense fue el rostro visible y el organismo que regula el circuito femenino tomó nota para entrar en acción. Protegerá en los rankings a las deportistas que se encuentren en la misma situación que Serena. Un paso adelante que la estadounidense alabó antes de jugar un partido de exhibición ante su hermana Venus en Abu Dabi.

“Es grandioso”, dijo la ganadora de 23 títulos de Grand Slam“Las mujeres más jóvenes pueden tener hijos sin preocuparse al respecto y no tener que esperar hasta el ocaso de sus carreras para convertirse en madres”.

La Women’s Tennis Association o Asociación Femenina de Tenis (WTA) acordó un cambio en las reglas para asegurarse que las jugadoras no sean penalizadas después de volver de un embarazo o una ausencia prolongada por lesión.

Los cambios fueron provocados, en parte, por las experiencias de las exnúmero uno del mundo Williams y Victoria Azarenka, quienes volvieron a la gira después de dar a luz.

La WTA, el organismo que rige el circuito femenino, anunció para 2019 una modificación de su reglamento para proteger y dar más facilidades a las tenistas que han decidido ser madres. El caso de Serena Williams, que reclamó reformas después de dar a luz a su hija Alexis Olympia en septiembre de 2017, ha provocado la sacudida definitiva. Dejó el circuito como número uno y volvió 14 meses más tarde como 491.

La WTA anunció que las jugadoras que vuelvan a la gira podrán usar un ranking especial por hasta tres años después del alumbramiento y se puede utilizar la excepción para la siembra en torneos importantes.

“Haber tenido una experiencia así me abrió los ojos. ¿Lo habría hecho antes de tener reglas distintas? No lo sé”, comentó Williams en Abu Dabi, antes de un partido de exhibición ante su hermana Venus.

“Pero ahora se tiene esa oportunidad y las jugadoras ya no tienen que hacerse esa pregunta”, añadió.

Se permitirán las mallas

La WTA también modificó el código de vestimenta por el Huracán Serena, que se presentó en Roland Garros con un mono de una sola pieza sin falda, algo no permitido. Ella adujo “razones médicas”, después de un embarazo complicado. Ahora, se permitirá en el circuito utilizar mallas largas aunque no se cubran con falda o pantalón.

Con información de as.com