Sabemos que el insomnio puede hacerte la vida un verdadero infierno. Para todas las que quieren hacer algo al respecto les damos algunos consejos.

Como sabemos, el estrés afecta en formas inimaginables nuestro equilibrio emocional y al descansar, los problemas nos agobian la mente y no nos hacen cumplir las horas necesarias de sueño requeridas.

Consejos para que puedas combatir el insomnio

Consejos para que puedas combatir el insomnio

Toma nota de estos consejos y soluciones para que puedas tener dulces sueños:

 

  • Cumple un horario específico: intenta siempre ir a dormir a la misma hora todos los días, es muy importante cumplir una rutina para poder levantarse al día siguiente a la misma hora con el cuerpo descansado y activo para las actividades previstas.

 

  • Cuarto totalmente oscuro: te ayudará a concentrarte en el sueño y descanso, pero si tienes claridad o destellos externos de luz, te hará desenfocar totalmente de tu objetivo fundamental: DORMIR.

 

  • Dúchate con agüita caliente: aunque suene cliché, es importante que antes de dormir tomes una ducha con agua caliente, esto ayudará a la relajación y con esto, consigas el punto máximo de sueño.

 

  • Haz actividades anti estrés: procura mantener durante el día una actividad que te ayude a despojarte de tanto estrés acumulado. Una opción muy acertada para esto es el Yoga o la meditación. Dedícale a esto, por al menos 5 minutos diarios.

 

  • Practica ejercicios: puedes correr o practicar actividades que te mantengan siempre activa, esto ayuda a reducir el estrés y al llegar las noches, podrás conseguir el sueño sin tener amenazas de insomnio.
  • Has una lista de tus preocupaciones: esto es una terapia que te ayudará mucho a dejar tus problemas a un lado y no tenerlos presente a la hora de descansar. ¡Haz la prueba!
  • CERO bebidas estimulantes: evita por todos los medios ingerir bebidas que te aceleren como por ejemplo, el café, té o alcohol horas antes de dormir.

Evita también comer chocolates o dulces, esto te acelera de formas increíbles y se te hará muy difícil dormir.

  • No hagas siestas: esto puede influir a que no consigas dormir gratamente durante la noche. Evita dormir por las tardes y notarás el cambio.

 

  • Come regularmente antes de dormir: es importante que no te vayas a la cama con el estómago a explotar, la mala digestión afecta directamente en tu sueño y tu descanso.

De igual forma, ir a dormir con hambre, también te afecta muchísimo. En este sentido, haz tu comida por lo mínimo tres horas antes de dormir y acuéstate con la barriguita ligera.

LEER MÁS SOBRE: ENCUESTA PHILIPS: TRASTORNO DEL SUEÑO, UN MAL COMÚN