Si bien es cierto que cada pareja es distinta, las necesidades y las ganas varían totalmente. Por lo tanto, no hay una definición exacta que arroje con determinación el número de veces que es aconsejable tener sexo durante el matrimonio. Pero lo que sí sabemos es que es uno de los problemas más comunes en las parejas con rutinas tan establecidas.

Una encuesta realizada por el Instituto de Austin para el Estudio de la Familia y la Cultura descubrió que el 12% de las parejas casadas no se habían acostado en los últimos 3 meses.

Al principio, las ganas y la pasión siempre están activas, pero con el paso del tiempo, la rutina y las responsabilidades van desplazando estas ganas que antes seguramente eran diarias. Pero no te preocupes por eso, es normal en todo matrimonio.

Consejos para ganarle a la monotonía y activer la llama de la pasión:

Si quieres activar la sexualidad y hacer sentir cómodo a tu pareja, es importante que tengas en cuenta estos consejos:

  • Comunicación: aunque suene trillado, la comunicación es la base fundamental de toda pareja y en todos los ámbitos que juntos puedan pasar. En este sentido, debes hacer  que la comunicación fluya y saber qué anda bien y qué ya no.

Pregúntale cuáles son sus fantasías por cumplir y, en base a eso, propónganse cumplir cada deseo sexual pendiente. Planifiquen aventuras juntos y pónganse pícaros.

Comunicación entre pareja

Comunicación entre pareja

  • Varíen el lugar para los encuentros sexuales: llega un momento en que el matrimonio necesita probar otra cama, otros aires, otro ambiente. Sí, tal cual, intenten en  lugares atrevidos para hacer el amor y activen esa picardía que la monotonía les apagó.

  • Usen  juguetes eróticos: aunque suene muy atrevido, resulta bien divertido. Arriésgate a jugar con tu pareja utilizando  juguetes que los hagan vibrar de placer.

LEER MÁS SOBRE: DECÁLOGO PARA VIVIR UNA SEXUALIDAD PLACENTERA

 

Además del amor y la paciencia, necesitan mucho atrevimiento y ganas. No se limiten y practiquen el amor siempre.