¿No te sientes segura cuando estás en la cama o comienzas a entablar una relación sexual? Te damos 5 claves que marcarán la diferencia y te harán sentir muy segura de ti misma y disfrutar al máximo un encuentro sexual.

1.

El cuerpo es, sin duda, uno de nuestros primeros bloqueos mentales para emprender una aventura sexual con alguien. No importa si tu cuerpo tiene curvas o si eres delgada; siempre habrá una razón que nos haga sentir inseguras y, por lo tanto, querer “apagar la luz” para que no nos miren. En tu próxima aventura piensa en tu cuerpo como una verdadera fuente de pasión. Observa tu cuerpo cuando estés en movimiento con tu pareja, mira tus muslos, tu pancita, tu pecho y todo aquello que te causa complejos. Si te miras en el acto comenzarás a pactar una relación que, en medio del clímax, será realmente muy excitante. Para comenzar no estará mal.

2.

Frente al espejo. Lánzate a un hotel que tenga espejos arriba, abajo, de un lado y del otro o acomoda uno en tu cuarto en el que puedas mirar tu reflejo cuando estás teniendo relaciones sexuales. Los espejos son y serán uno de los mejores accesorios para encender la pasión, pero para ti será un enorme paso para reconciliarte con tu desnudés.

3.

Tócate. Tocarse es un verdadero acto de amor propio. Reconocerte como un ser único que puede autosatisfacerse es el mejor poema erótico que verás. ¿Cómo comenzar? Durante el encuentro sexual con tu pareja tócate cualquier parte de tu cuerpo. Puedes comenzar con tus labios, tus glúteos, tus pechos, tu clítoris. Hazlo poco a poco y en un momento clave de excitación para que te empoderes. Durante el clímax, el cuerpo se deja ir, no piensas, solo sientes. De ahí la importancia de realizar estos ejercicios en el momento oportuno.

4.

La tina. La tina, previo al acto sexual, es de gran ayuda para comenzar a “soltar el cuerpo” y sentirte segura. Si tienes la opción de comenzar con estos juegos previos te lo recomendamos ampliamente.

5.

Tu actitud es y será el mejor ejercicio para empoderar tu autoestima corporal en un encuentro sexual, incluso, hay muchos estudios y encuestas que demuestran que los hombres recuerdan sus mejores encuentros sexuales con mujeres que se mostraban seguras y libres de ejercer su sexualidad.