No importa cuál sea tu estado sentimental actual: soltera, en una relación, comprometida, casada, juntos pero no revueltos. Lo que sí nos interesa, es que en este San Valentín aproveches de ver estas 7 películas que son un clásico del amor y desamor, que además, sabemos disfrutarás un montón.

  • Dos en la carretera (1967): esta película te hará evaluar de adentro hacia afuera tu relación actual. Te ayudará a ver los altos y bajos, cuando esta es duradera. Las felicidades, las tristezas, la confianza y las decepciones compartidas. A mirarse sin filtros y a aceptarse tal cuál son.
  • No sos vos, soy yo (2004): una película que demuestra que antes de amar a otra persona, es importante amarse a sí mismo primero. Reconocer que a veces resulta mejor aprender a estar solos, antes de estar acompañados.
  • The Notebook (2004): una historia que demuestra que el amor, cuando es real nunca se olvida, ni siquiera con el paso del tiempo. Una relación de «jovencitos» que trasciende las barreras sociales y económicas, las distancias y la enfermedad.
  • Closer (2006): este film te ayuda a comprender todo lo que implica cuando constantemente nos cerramos y ponemos barreras emocionales ante los demás. También te dará una visión amplia de todo lo que se mueve alrededor del sexo, la infidelidad y la dependencia emocional.
  • Posdata: Te amo (2007): demuestra que en el amor también se sufre, que duele y que no es para siempre. Sin embargo, enseña lo importante que es salir adelante, que a veces el amor no es como lo pintan, pero que único que queda por hacer es avanzar.
  • Like Crazy (2010): esta historia muestra las enseñanzas de un amor a distancia. Lo difícil que puede ser tener una pareja a kilómetros, sin embargo resalta las maneras en que esta se puede mantener con dedicación, esfuerzo, fortaleza y claro, con amor.
  • El lado bueno de las cosas (2012): sin dudas, este film busca que se olvide el falso mito de la media naranja. Resalta la importancia de estar junto a alguien que sea compatible contigo, con tus gustos y principios, pero no que sea igual a ti.

Comparte tu opinión