Muchas personas ignoran que padecen diabetes, debido a que la enfermedad no siempre presenta síntomas o pasan desapercibidos.

Sin embargo, nuevos estudios indican que la detección temprana de los síntomas de la enfermedad y su tratamiento pueden disminuir la posibilidad de desarrollar complicaciones.

La campaña de este año está centrada en «La familia y la diabetes», según la Federación Internacional de Diabetes.

Más de 425 millones de personas viven actualmente con diabetes. La mayoría de estos casos son diabetes tipo 2, que en gran parte se puede prevenir mediante la actividad física regular, una dieta sana y equilibrada y la promoción de entornos de vida saludables. Las familias tienen un papel clave que desempeñar al abordar los factores de riesgo modificables para la diabetes tipo 2 y deben contar con educación, recursos y entornos para vivir un estilo de vida saludable.

1 de cada 2 personas que actualmente viven con diabetes no está diagnosticada. La mayoría de los casos son diabetes tipo 2. El diagnóstico y el tratamiento tempranos son clave para prevenir las complicaciones de la diabetes y lograr resultados saludables. Todas las familias se ven potencialmente afectadas por la diabetes y, por lo tanto, el conocimiento de los signos, síntomas y factores de riesgo para todos los tipos de diabetes es vital para detectarlo temprano.

La diabetes puede ser costosa para el individuo y la familia. En muchos países, el costo de la inyección de insulina y el monitoreo diario solo pueden consumir la mitad del ingreso disponible promedio de una familia, y el acceso regular y asequible a medicamentos esenciales para la diabetes está fuera del alcance de muchos. Por lo tanto, es urgente mejorar el acceso a medicamentos y cuidados asequibles contra la diabetes para evitar mayores costos para el individuo y la familia, que tienen un impacto en los resultados de salud.

Menos de 1 de cada 4 miembros de la familia tienen acceso a programas de educación sobre la diabetes. Se ha demostrado que el apoyo familiar en el cuidado de la diabetes tiene un efecto sustancial en la mejora de los resultados de salud para las personas con diabetes. Por lo tanto, es importante que todas las personas con diabetes y sus familias tengan acceso a la educación y el apoyo continuo en materia de autocontrol de la diabetes para reducir el impacto emocional de la enfermedad que puede dar lugar a una calidad de vida negativa.

Cartel 2 Campaña Las Mujeres y la Diabetes

Estos son algunos de los síntomas y la razón por la cual aparecen:

  • 1. Micción frecuente. Cuando la sangre está llena de azúcar, los riñones, que son los responsables de la circulación de nutrientes en el cuerpo y de la expulsión de sustancias de desecho, notan que algo está mal y deciden eliminar el exceso de glucosa mediante la orina, lo cual acelera su producción, sobre todo cuando los niveles de azúcar rebasan los 180mg/dl.
  • 2. Sed. A medida que la orina se elimina, se pierde agua en el cuerpo y como es un líquido vital, el cuerpo la pide y se manifiesta mediante la sed.
  • 3. Hambre en exceso. La glucosa es el alimento de las células y se produce gracias a lo que comemos. Con la Diabetes las células no reciben este combustible para realizar sus funciones y entonces el cerebro manda la sensación de apetito para poder compensar esa falta de combustible y de esta forma producir glucosa. Paradójicamente, esta energía no se recibe, formando una cadena interminable.
  • 4. Cansancio. Como las células no pueden absorber la glucosa, están privadas de energía, lo cual te lleva a experimentar cansancio físico y mental. El cansancio mental puede dejarte con la cabeza aturdida y emocionalmente frágil, mientras que el cansancio físico te lleva a debilidad en los músculos.
  • 5. Pérdida rápida de peso. El cuerpo necesita energía para realizar todas sus actividades y al no obtenerla debido a la Diabetes, comienza a echar mano de la grasa que se tenga acumulada en el organismo. Lo malo de esta acción es que al “quemar” la grasa, se producen sustancias de desecho denominadas cetonas. No atender el hecho de que se están produciendo cetonas de una forma inmediata, puede descompensar a la persona y producirle una de las complicaciones más severas de la Diabetes: la cetoacidosis diabética, la cual debe ser tratada en el hospital.
  • 6. Enfermedades infecciosas recurrentes. El exceso de glucosa en la sangre vuelve a las células del sistema inmune menos eficientes en el combate contra bacterias y virus que causan infecciones. El resultado puede ser enfermedades frecuentes en las vías respiratorias, vías urinarias, en las encías y en caso de las mujeres, pueden desarrollarse infecciones vaginales por hongos.
  • 7. Hormigueo en manos y pies. El exceso de glucosa en sangre puede lesionar los nervios, condición que se manifiesta primero en las extremidades en forma de hormigueo o sensación quemante. El daño causado por la elevación de azúcar también puede afectar a los nervios del tracto digestivo provocando náuseas, diarrea o estreñimiento.

 

Con información de diabetesjuntosxti.mx

Comparte tu opinión