Hay mujeres -y me incluyo- a quienes nos encanta estar cómodas. Por eso uno de nuestros mayores placeres es ese momento del día en que llegamos a casa dispuestas a descansar y nos quitamos las varillas de encima. Así es, hablo del brassier, que si bien tiene muchas ventajas también puede ser una terrible molestia a cierta hora de nuestro día.

Pero ¿qué pasa cuando nos dan una opción que nos hace sentir libres y cómodas? ¡Lo mejor que nos puede pasar! El bralette llegó a salvarnos. Este tipo de bra se ha vuelto súper deseado para las mujeres: sencillo, sofisticado, sexy pero sobre todo cómodo, convirtiéndose en una pieza indispensable en estos días.

Ventajas:

  • Tienen una gran variedad de diseños, caracterizados por su estilo romántico y minimalista.
  • Son una gran opción si no eres fan de las varillas.
  • La mejor opción si te vas a quedar en casa a descansar con un look despreocupado, pero siempre chic. 
  • Son perfectos para los vestidos y blusas que tienen escotes profundos, se verá bellísimo.
  • Le dan un toque increíble a tu estilo, cero aburrido. Llévalo con una blusa blanca de botones.

LOOK CASUAL

 

SIGUIENTE NIVEL 

Experimenta con esta pieza y logra que tus mejores outfits se vean espectaculares.

 

 

Comparte tu opinión