Septiembre me gusta para chiles en nogada. Así que cada vez que tengo oportunidad de probar nuevos, lo hago. Como no puedo viajar tantas veces a Puebla, me dirijo al restaurante Angelopolitano, que presume de tener una excelente cocina poblana. Los chiles son el invitado de honor en el restaurante, así que se imaginarán que se lucen como nadie. Para este mes te recomiendo pedir el chile relleno vegano. Preparado con quinoa, frutas del huerto, acitrón, pasas, nueces, almendras, piñones y especias. La nogada es elaborada con leche y queso de almendras, nuez de Castilla, almendras y Jerez.

Puebla 371, colonia Roma Norte. Reservaciones: 6391 2121

 

LA HISTORIA DEL CHILE EN NOGADA

Fueron las monjas agustinas del Convento de Santa Mónica las encargadas de elaborar el platillo que hiciera símbolo de la bandera mexicana y al estado de Puebla. En 1821, los insurgentes habían ganado ya la guerra de independencia de México, y se dirigían entonces a la ciudad de Córdoba, Veracruz para firmar el Acta de Independencia representados por su caudillo, el general Agustín de Iturbide, hizo escala en la ciudad de Puebla para celebrar el triunfo y se hicieron lo que ahora se conoce como chiles en nogada.

Para el banquete se mandaron a hacer más de 10 platillos diferentes a distintos conventos, pidiendo a las monjas agustinas, el platillo conocido como ‘Chiles rellenos bañados en salsa de nuez’, receta que existía desde 1714 y que por su preparación, se habían hecho famosas. Al saber ellas sobre la nueva bandera de los Insurgentes, decidieron adornar éste platillo con el color verde el color rojo de las semillas de la granada, sobre la salsa blanca de la nogada.

Es considerado un platillo de temporada, ya que la salsa de nogada lleva nuez de castilla y granada que se cosechan de julio a septiembre, es un plato complicado que requiere alrededor de 50 ingredientes para su preparación. Un platillo que encontraras todo el año dentro del menú de Angelopolitano, y que no puedes dejar de disfrutar esta temporada.

Comparte tu opinión