Por: Nut. Esther Schiffman Selechnik, Maestra en Nutrición Aplicada

Al ser nutrióloga, seguido escucho a las personas comentar acerca de que les fascina el sabor de las peras y les encantaría comerlas más seguido, pero no las compran porque están duras o porque no saben elegirlas en un punto adecuado de maduración.

Ante esto, me encantaría aclarar que esto es una ventaja más que una desventaja, ya que la pera es una fruta climatérica, es decir, una fruta que sigue madurando después de ser cosechada del árbol.

Ventajas de ser una pera

¿Qué ventajas? Bueno, que cuando encontramos unas peras en el súper o en el mercado tal vez todavía no estén listas, podemos comprarlas y madurarán. Si tenemos que buscar aquellas que ya podamos disfrutar, esto se logra realizando la prueba del pulgar. Para esta prueba, te recomiendo sujetar la pera con la palma de la mano de tal forma de que puedas presionar la base del tallo con el pulgar; si cede a la presión, quiere decir que está lista para que la disfrutes y te tocará decidir cuándo lo harás ya que habrá personas a las que les gusta más crujiente mientras que habrá otras que la prefieran más suave y dulce.

¡Lista cuando la necesite!

Además de esto, menciono que es una ventaja ya que podemos acelerar o retrasar su maduración según nos convenga; es decir, si tenemos un viaje y no queremos que nuestras peras se echen a perder podemos retrasar su maduración colocándolas en el refrigerador, pero si nos urge disfrutar su delicioso sabor, podemos meterlas en una bolsa de papel estraza junto con un plátano, y el etileno que éste libera ayudará a que las peras maduren rápidamente.

Recuerda que la única variedad de pera que cambia de color al madurar es la Bartlett, que cambia de color verde a amarillo cuando ya está lista para derretirse en la boca, pero para las demás tendrás que detectar su grado de maduración checando su cuello con la prueba del pulgar.

Así es que ahora sabes por qué podemos disfrutar el sabor y la calidad nutrimental de las variedades de Peras USA que vienen desde Oregon y Washington, donde sus 900 familias de productores llevan varias generaciones logrando cosecharlas con los máximos controles de calidad, especialmente cuidando el punto exacto en el que cortan las peras del árbol, ya que ello garantiza que cuando nosotros las consumimos, podemos disfrutar esa jugosidad y ese sabor tan característico que a todos nos encanta[1].

Parecería fácil de lograr, sin embargo, en otras partes del mundo se ha intentado sin éxito y se ha encontrado que el cultivo de las peras requiere de la pasión y paciencia que sólo se logran cuando los agricultores han aprendido a convivir con esta delicada fruta desde que son pequeños y cuando toda la familia define su vida alrededor de las necesidades de tierra, agua fresca y clima de esta maravillosa fruta[2].

¿Cómo elegirla?

Aquí algunos tips para sacar el mejor provecho a tus deliciosas Peras USA[3]

  • Elige la variedad de pera que resalte más el platillo que planeas o que se te antoja comer en ese momento.
  • Si no están maduras, mételas en una bolsa de papel y haz la prueba del pulgar para detectar cuándo están listan para que las disfrutes
  • Lávalas suavemente ya que son delicadas.
  • Córtalas hasta el último momento para evitar su oxidación o agrega jugo de limón para retardarla.
  • Mejora tus platillos con las distintas variedades, texturas, sabores y colores de las peras USA.
  • Córtalas, cocínalas, hazlas puré o jugo y no dejes de sorprender a todos con su versatilidad en la cocina.

No olvides que, además, las peras son ricas en fibra, potentes antioxidantes, vitamina C, potasio y otros nutrimentos esenciales para funcionar al 100. Ya que sabes elegirlas, empieza a aprovechar sus beneficios y su increíble sabor ahora mismo.

[1] USA Pears Goes International. (2004). American Fruit Grower, 124(5), 37.

[2] Meet our growers. Disponible en https://usapears.org/lifestyle/meet-our-growers-2/ Consultado en enero 2020.

[3] The value of pears on the menu. Disponible en: https://foodservice.usapears.org/training/html/course_03.html Consultado en enero 2020.

Comparte tu opinión