Las coronas para adornar las puertas, tienen su origen en Alemania y son símbolo de la vida eterna.

 

Material:

  • 1 placa de unicel, de 2 cm de espesor
  • 50 cm de relleno de guata
  • pegamento de silicón
  • 50 cm de fieltro, colores: blanco y carne
  • 50 cm de tela con estampado navideño
  • 1 par de ojos de plástico
  • lentes de alambre
  • 3 ramos de naturaleza muerta, color blanco
  • 20 cascabeles
  • 20 cm de listón satinado, de 2 cm de ancho, color rojo

Instrucciones:

  1. Transfiere el patrón a la placa de unicel y a la guata y corta las piezas; fíjalas entre sí.
  2. Forra la parte de la cara con el fieltro carne y con la tela estampada, la parte superior para formar el gorro.
  3. Corta cuatro tiras de fieltro blanco, de 2 cm de ancho, únelas y frunce formando pequeñas ondas sueltas, fíjalas con pequeñas puntadas, hasta cubrir toda la unión de la cara con el gorro.
  4. Para formar la nariz corta un círculo de fieltro carne, de 8 cm de diámetro e hilvana la orilla; jala el hilo para fruncir un poco, rellena y cierra. Fija en la cara los ojos, los lentes y la nariz.
  5. Pega la naturaleza muerta, hasta cubrir toda la barba; fija los cascabeles repartidos sobre las flores.
  6. Cubre la parte posterior del unicel con fieltro blanco y pega en la parte superior el listón a manera de jareta.

DESCARGA PATRÓN

[Descarga no encontrada]

Guardar

Comparte tu opinión