Te parecerá rara esta pregunta, ¿no?

Hace algunos días tuve la oportunidad de asistir a la 1ª Cumbre de Salud Femenina, y el tema central fue la anticoncepción. De ahí mi idea de hablarte esta vez de este tema.

¿Sabías que el 64% de las mujeres entre 15 a 19 años en nuestro país no usan algún método anticonceptivo? Y, sorpréndete: más de la mitad de los embarazos no son planeados.

Es un tema difícil, pues la pregunta obvia es: ¿por qué no hay un anticonceptivo para hombres? Y puedo responderte de muchas formas: puede ser un tema de debate feminista, que si la industria tiene que ver en el tema, que si es una forma de opresión del patriarcado, etcétera. Pero ese no es la causa de este post.

Lo que es real aquí y ahora es que la disponibilidad de anticoncepción es para nosotras, y nosotras somos quienes nos embarazamos.

plan-de-vida

Por eso te pregunto ¿cuál es tu plan de vida? ¿Deseas terminar una carrera? ¿Quieres dedicarte a viajar? ¿Tu sueño ha sido lograr una carrera profesional exitosa? ¿En tu plan tienen cabida los hijos? Si sí, ¿en qué momento te gustaría que llegaran?

Y, la más importante de las preguntas: ¿estás usando algún método anticonceptivo?

Frecuentemente cuando hago esta pregunta me contestan que ninguno.

Seamos honestas

Hoy en día contamos con múltiples opciones para evitar un embarazo no deseado, y también sé que existen infinidad de mitos alrededor de usar algún método anticonceptivo. Por eso siempre es importante acudir al especialista para que en conjunto determinen la mejor opción para cada una.

Por ejemplo, si sufres de migrañas no es buena idea tomar pastillas. Si fumas o tienes sobrepeso existen unas pastillas especiales para disminuir el riesgo de trombosis. Que si tu mamá se entera que usas alguno te armaría bronca, pues existe el anillo vaginal. Si piensas no embarazarte en los siguientes 2 o 5 años tal vez tu mejor opción sea un dispositivo intrauterino. Si tus reglas son muy abundantes pudieras considerar usar un sistema intrauterino (DIU hormonal). En fin, que las opciones son varias.

Siempre es muy importante evaluar tus antecedentes, tu estado actual y tu plan de vida para poder tener una consejería anticonceptiva y decidir en conjunto con tu médico la mejor alternativa.

Tener una sexualidad libre y protegida ayudará a que tus metas se vean cumplidas. Tendrás la oportunidad de lograr objetivos personales y profesionales antes de que decidas convertirte en madre y con ellos tus metas y propósitos cambien.

Porque si bien un hijo no tendría que cortar tus sueños, siempre es mejor que llegue en el momento en que de verdad tu sueño sea convertirte en madre.

Salud entre Mujeres
about.me/karlaihh

Comparte tu opinión