“Lloraba siempre que mi bebé lloraba. Todas y cada una de las veces. Yo sollozaba mientras la amamantaba y le cambiaba el pañal y la acunaba. Mi marido me preguntaba qué ocurría y yo simplemente negaba con la cabeza, con las lágrimas corriéndome por las mejillas, y decía: ‘no lo sé’”.  Lucy, Florida.

“Sabía desde el primer momento en que sostuve a mi hijo que necesitaba ayuda, pero me aterraba decirle a nadie lo que sentía porque no quería que me apartaran de mi bebé. Cuatro semanas más tarde me hospitalizaron por psicosis posparto”. Sarah, Washington.

-¿Qué es la depresión posparto?

-La depresión posparto es un trastorno del estado de ánimo que puede afectar a las mujeres después de dar a luz. Las madres que padecen depresión posparto tienen sentimientos de extrema tristeza, ansiedad y cansancio que les dificultan realizar las actividades diarias del cuidado de sí mismas y de otras personas.

-¿Cuánto tiempo dura la depresión posparto?

-Los síntomas de la depresión posparto suelen comenzar aproximadamente tres o cuatro días después del parto y puede prolongarse un buen tiempo, por lo que será necesario buscar ayuda médica.

Aunque los síntomas pueden variar de una mujer a otra, si padeces depresión posparto te serán familiares varios de los siguientes comportamientos y emociones:

  • Te sientes triste y abatida, como si algo estuviese oprimiéndote constantemente.
  • Sientes ganas de llorar a menudo, incluso sin razón aparente. Los ojos se humedecen sin apenas darte cuenta.
  • Tienes sentimientos de culpa, crees que no eres una “buena madre” y que no eres capaz de cuidar adecuadamente de tu hijo/a.
  • Evitas el contacto con los demás, en especial con aquellas personas que sabes que quieren hablar sobre el bebé.
  • Te arrepientes de haberte convertido en madre. Crees que todo estaría mejor si no hubieras dado este paso.
  • Tienes problemas para dormir o, por el contrario, lo haces demasiado.
  • Te muestras irritada a menudo. Tu pareja o tus otros hijos son objeto de tu mal humor.
  • No te sientes cercana afectivamente a tu bebé. Estar con él te hace sentir desesperada.
  • Tienes ideas de daño a ti misma o a tu bebé que te generan miedo y ansiedad.
  • Al contrario de las anteriores señales de alarma, madre con depresión posparto también puede mostrarse sobreprotectora, buscando siempre algún signo de enfermedad o peligro cercano a su hijo.

Si te identificas con estas señales y las has sufrido durante semanas sin que sientas alivio, busca ayuda. La depresión posparto es una condición médica y, como tal, requiere de atención profesional.

Infográfico sobre depresión postparto

Comparte tu opinión