Desde hace más de 30 años, el 28 de mayo se conmemora el Día Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres, el cual fue instituido con el fin de abordar y encontrar soluciones a las múltiples causas que afectan la salud sexual y reproductiva de las mujeres y niñas en todo el mundo.
Como hace 30 años, organismos y empresas buscan incrementar un acceso universal a la salud de las mujeres, en cualquier etapa de su vida. 
El Día Internacional de Acción por la Salud de la Mujer fue establecido como un recordatorio para abordar las múltiples causas de enfermedad y muerte que afectan a las mujeres.

ASÍ SE CREÓ

Un grupo de mujeres activistas lanzó este día con objeto de denunciar los problemas que afectan a la salud sexual y reproductiva de las mujeres y niñas en todo el mundo.

En aquel momento, las mujeres reclamaban el abandono de los programas de control de natalidad llevados a cabo sin contar con su participación, incrementar un acceso universal a la salud, reevaluar la progresiva medicalización de los cuerpos de las mujeres y asegurar el acceso a métodos anticonceptivos seguros.

Escaso conocimiento de la salud de las mujeres

A lo largo de los años, algunos de estos temas han evolucionado, otros se han mantenido sin mayores cambios y otros nuevos han surgido. Sin embargo, hay un problema que ha persistido: el escaso conocimiento de la salud de las mujeres y de sus necesidades actuales en toda su diversidad.

Los Objetivos de Desarrollo del Milenio han contribuido a esta limitada comprensión, ya que omitieron toda mención a la Salud Sexual y Derechos Reproductivos, enfocándose con estrechez de miras solamente en la salud materna.

Independientemente de que sean y de sus condiciones, todas las mujeres toman decisiones respecto a su sexualidad, su salud reproductiva y sobre su bienestar en general. Sin embargo, muchas mujeres no tienen acceso a los servicios que les permitan llevar a cabo sus decisiones y, en otros casos, se toman esas decisiones por ellas.

Cuando se trata de la salud de las mujeres y niñas, ¿por qué siempre hay alguien que decide qué es lo que importa o lo que no importa en lugar de la propia mujer?

Es imprescindible que toda la sociedad persevere en el progreso y en el acceso a la salud reproductiva y sexual de las mujeres, consolidando el ejercicio de un derecho universal que permanece todavía en la sombra en muchos lugares del mundo.

Este año, la farmacéutica MSD creó Merck for Mothers (MSD para madres), una iniciativa global que busca reducir la mortalidad materna.
El programa para madres busca combatir problemas de salud durante el embarazo, parto o posparto, bajo la filosofía de que la muerte materna se puede evitar. Lo cual es un hecho, si se aplican soluciones sanitarias de prevención, si se cuenta con los insumos necesarios, si las mujeres son atendidas por personal calificado, si existe el acceso a servicios de salud sexual y planificación familiar, así como una capacitación adecuada sobre su salud reproductiva.

Comparte tu opinión