Frecuentemente se limita el trabajo del ginecólogo al control de enfermedades de los órganos sexuales femeninos, pero, como siempre nos dijo un maestro de la residencia: “los ginecólogos debemos ser los médicos internistas de las mujeres” y por eso el día de hoy les vengo a hablar del colesterol y la salud femenina.

¡A poner atención!

¿Sabías que la principal causa de muerte en mujeres es el infarto agudo al miocardio?

Cuando vienen a consulta, es común que se preocupen por hacerse el papanicolaou o la mastografía pero ¿cuándo fue la ultima vez que revisaste tus niveles de colesterol y triglicéridos en sangre?

El colesterol: ¿bueno o malo?

El colesterol es una sustancia de grasa con textura de cera. El cuerpo lo usa para crear la capa externa de las células, es parte importante de algunas hormonas como el estrógeno y la testosterona, permite que el cuerpo elabore vitamina D y produzca bilis para facilitar la digestión de los alimentos.

La mayor parte del colesterol se produce en el hígado, y una parte muy pequeña proviene de los alimentos (carne y lácteos) que se convierte en triglicéridos y se almacenan en las células compuestas de grasa como fuente de energía. El cuerpo también convierte los azucares simples de los alimentos (frutas y alimentos dulces) en triglicéridos.

Las grasas se guardan en el híggado junto a una proteína que en conjunto se llama lipoproteína y existen dos tipos de ellas: LDL (lipoproteína de baja densidad -que cuando hay demasiado se pega en las paredes de los vasos sanguíneos- , el “colesterol malo”) y HDL (lipoproteína de alta densidad –recoge el colesterol de la sangre y lo regresa al hígado- el “colesterol bueno”).

Padecimientos relacionados

Le llamamos “dislipidemia” cuando los niveles de colesterol y/o triglicéridos se encuentran por arriba de lo normal. El más común es en el que se elevan el colesterol LDL y los triglicéridos, y tenemos niveles bajos de colesterol HDL.

Cuando el nivel de LDL es alto, se acumula en las paredes de los vasos sanguíneos, y si el nivel de HDL es bajo, no puede recoger ese exceso de colesterol dañino por lo que se empieza a acumular una placa en el interior de los vasos sanguíneos que puede estrechar y endurecer las arterias y con ello incrementar el riesgo de que cualquier órgano sufra disminución de la cantidad de sangre, más frecuentemente en el corazón el infarto al miocardio o un derrame cerebral.

¿Verdad que es importante revisar nuestro colesterol de vez en cuando?

 

Comparte tu opinión