Netlog

Una actriz que hizo cambiar la percepción de la belleza típica en Hollywood. El talento y la preparación deberían ser el ejemplo que las nuevas generaciones deberían aprender de ella.

Puede ser que las notas con las que empezó en la gran pantalla hollywoodense, sean tristes. Pero si hay algo que muchos han notado durante años, es que las actrices de color no empiezan este gran escalón interpretando papeles protagónicos. Por ello, que Lupita Nyong’o se hiciera famosa por su participación en la película 12 años de esclavitud, no es de gran sorpresa. Por otro lado, lo que sí generó un gran estupor, en definitiva, fue el impacto que su actuación produjo en los críticos de la academia, lo que le valió conseguir la estatuilla dorada en su año debut.

Un premio de la Academia y uno del Sindicato de Actores a la mejor actriz de reparto por la misma película, y además estuvo nominada al Globo de Oro y al BAFTA: estos fueron los reconocimientos que hicieron de Lupita la protagonista del 2014, no solo por su talento, sino también por su belleza. ¿Quién no sabe que las grandes revistas de moda la han tomado como musa su buen gusto? Que ha deslumbrado en las alfombras rojas.

Esto por un lado, porque lo que muchos no saben de Nyong’o es que también es directora. Por si no lo sabías, produjo y dirigió el documental In My Genes -En mis genes-, con el que pone de manifiesto la preocupación que tiene por su nación y sus habitantes, que también tienen una sociedad llena de racismo y pensamientos radicales, como el que padecen los albinos en el África; temática por la que la actriz se esmeró y desarrolló este proyecto hasta hacerlo llegar a otros continentes, como el Maui Film Festival en Hawaii, donde fue galardonado. Finalmente ganó en el festival de Cine Africano de México 2008.

Niña de las fronteras

En Norteamérica la consideran latinoamericana, por su nacimiento en la ciudad de México; el resto del mundo la ve como una keniana, por el origen de su familia. Pero la verdad es que para alguien que habla tan fluidamente el español como lo hace Lupita, no es de extrañarse que en realidad algunos no tengan ni idea de cuál es su verdadera nacionalidad.

Lupita Amondi Nyong’o nació en el DF, en México. Por circunstancias que da la vida, sus padres se vieron en la necesidad de salir al exilio en 1983 de su país amado, para residenciarse en estas tierras. Periodo en el que concibieron a la que sería su hija Lupita, llamada así en continuidad con la tradición que tienen Kenia, de nombrar a sus hijos con base en algún acontecimiento relevante, y por ello sus padres le otorgaron un nombre mexicano. Lupita, por ser el diminutivo de Guadalupe, la patrona de los mexicanos.

Su valor para decir lo que piensa sin temor, sin duda viene de sus padres, pues el exilio de estos se debía en definitiva a la opinión de Peter Anyang’ Nyong’o -su papá-, quien siempre fue un fuerte opositor contra el régimen autoritario keniata y era profesor de ciencia política en una prestigiosa institución académica de ese país.

Después de todo, esta historia no es triste; ellos regresaron al año del nacimiento de Lupita. Peter obtuvo un cargo ministerial, y su madre es ahora la directora de la Fundación Africana para el Cáncer. Crecer en este ambiente, en definitiva la preparó para tener una opinión muy realista de la fama, “Crecí en la luz pública y siendo hija de alguien famoso, así que mi relación con la fama no es una novedad”.

Raíces latinas

A finales de los 90, pisando los 16 años, regresó la ciudad de México para aprender a hablar español. Una habilidad que ha demostrado en distintas ocasiones, dejando en claro que está orgullosa de su origen. “Me encanta ser mexicana, me gusta ser mexicana, es parte de mi historia. Tengo en mi corazón un lugar tibio para México, así como para mi otro país, Kenia. Es una experiencia gratificante que tantas personas te apoyen y se identifiquen contigo”, declaró en perfecto español, en una ocasión, cuando la entrevistaron durante su asistencia al banquete en honor a los nominados al Óscar -2014.

 

Alma mater

El que le dio el verdadero conocimiento de campo, fue la Universidad de Yale, de donde han salido actores de la talla de Meryl Streep o Paul Giamatti. Esta es su verdadera alma mater. De hecho la historia de cómo fue a parar a ésta institución es muy curiosa; puesto que primero participó en una gran producción en la que compartió reparto con Ralph Fiennes y Rachel Weisz.

En The Constant Gardener (2005), Lupita solo colaboró con la producción cuando rodaron algunas escenas en su vecindario keniano. Pero como ella misma explicó, hay una experiencia que compartió con los medios, de las pocas veces que pudo hablar con los protagonista del film: el actor Finnes le preguntó a qué se quería dedicar y ella le dijo que quería intentar ser actriz, a lo que el actor contestó: “Si hay otra cosa que quieras hacer, hazla. Solo actúa si sientes que no puedes vivir sin ello“. Después de esto, y otros trabajos al frente y detrás de las cámaras, la actriz inició sus estudios, para terminarlos en 2012, año en el que su suerte cambia.

Chica cotizada

Y ¿cómo que no? Si ahora forma parte de la franquicia de Star War, cuando interpretó a Maz Kanata, en el Episode VII – The Force Awakens. Aquí es una pirata contrabandista que tiene mucho conocimiento de la fuerza a pesar de no ser una Jedi, y que guardaba el sable de luz de Anakin Skywalker que posteriormente pertenecerá a Luke.

Maz Canata

Por otro lado, ahora se suma al gran equipo de Walt Disney con la producción The Jungle Book, interpretando a la madre adoptiva de Mowgli. Sí, la mamá lobo que incluye al niño humano, Raksha, a su camada de cachorros. Aquí comparte elenco con Scarlett Johansson, quien dará voz a Kaa, la enorme serpiente pitón que consigue hipnotizar al protagonista de la película. Además, nadie podría negar que comparte esa personalidad seductora que tanto encanta de esta estrella. La verdad, es que cotizada es poco, para las grandes producciones en las que está trabajando Lupita, rodeada de grandes intérpretes como ella. El fenómeno de Nyong’o apenas comienza.

THE JUNGLE BOOK - Lupita Nyong'o voices Raksha, a mother wolf who cares deeply for all of her pups—including man-cub Mowgli, whom she adopts as one of her own when he's abandoned in the jungle as an infant. "She is the protector, the eternal mother," says Nyong'o. "The word Raksha actually means protection in Hindi. I felt really connected to that, wanting to protect a son that isn’t originally hers but one she’s taken for her own." Photo by: Sarah Dunn. ©2016 Disney Enterprises, Inc. All Rights Reserved.

Por Lid Barrientos