Ya son 10 años de su estreno, y aún hay cosas que se van desvelando con el pasar del tiempo en una producción que difícilmente olvidarás: El diablo viste a la moda

El diablo viste a la moda

El diablo viste a la moda

 

Una producción dramática bajo la dirección de David Frankel, con los protagónicos de Meryl Streep y Anne Hathaway, que también nos hizo reconocer a Emily Blunt; y que si no se convirtió  en icónica, al menos se volvió sinónimo de culto para el mundo de la moda. Pero, como el mismo, esta película tiene una serie secretos que muy pocos recuerdan o que desconocen del todo.

Un ejemplo de lo anterior, sería el que la historia está inspirada en el libro de la escritora Lauren Weisberger, The Devil Wears Prada, que cuenta la experiencia que vivió cuando trabajó con la editora de Vogue EEUU, Anna Wintor. Aquí te dejamos cinco secretitos más:

 

  1. Increíble, pero cierto: antes de tomar en cuenta a Anne Hathaway para el papel de Andy, los productores deseaban tener a Rachel McAdams como protagonista. Lo increíble es que este papel la sacó de la Chica Disney, ícono de la moda.
Andrea Sachs

Andrea Sachs

  1. Meryl Streep supo al leer el guión, que la producción sería un gran éxito, así que exigió que se le aumentara la oferta. Gracias a ello, la actriz reconoce que ahora sabe demandar lo que considera justo por su trabajo.

giphy-Miranda-Priestly

  1. Por el bajo presupuesto de la película, los únicos en viajar a Paris fueron Simon Baker y la bella Anne. Sí, una producción barata para una vida cara. Tampoco pudieron conseguir los permisos para rodar en el MoMa ni en Bryant Park, dos locaciones fundamentales para el mundo de la moda neoyorquina.
Andy en París

Andy en París

  1. No lo has de creer, pero Mery Streep inspiró su personaje en la voz del actor Clint Eastwood, argumentando que una voz queda hace que las personas tengan que prestar más atención a quien las pronuncia, otorgándole dominio y autoridad al locutor. “La forma cruel y cortante de dar instrucciones es perfecta si se combina con un toque de ironía”, afirmó. Y seguro notarás el gran parecido físico con la modelo Carmen Dell’Orefice, ¿no te lo parece? Además, aun en contra de la opinión de los productores, ella pintó su cabello de blanco, y al final le atinó, porque combinaba con todo.

giphy-Priestly

  1. Al contario de Anne, Blunt siempre fue la niña de los ojos de Frankel, quien vio el talento de la chica en una grabación que la actriz dejó para el casting. Tal fue su amor por ella, que incluso esperaron a que ella terminara un proyecto, y mantuvieron el acento británico del personaje de Emily que tenía en el libro. Así, la actriz que ya había regresado a su tierra natal –Londres- tuvo que volver a Hollywood. ¡Y qué buena decisión!
Emiliy Charlton interpretada por Emily Blunt

Emiliy Charlton interpretada por Emily Blunt

  1. Aunque es la película con mayor cantidad de ropa de firma que hay en Hollywood, hubo algunos diseñadores que se abstuvieron de brindar su apoyo a la producción por temor a Anna Wintour, y su gran influencia, la cual se veía reflejada en Miranda Priestly. Pero, al final, al superar su inicial escepticismo, dijo que le gustó la película y el papel de Streep en particular.

 

 

Comparte tu opinión