Banner-Kena-Horoscopos-2021-Descarga-Revista

¿Cómo podrías resistirte a semejante encanto? Los mejores amigos de los sangre azul tienen tanta historia como los muros tras los que viven. Sus ancestros los prepararon para la ardua tarea de ser tiernos, cuchis, bellos… Sí, es hora de hablar de esos personajes que forman parte de la vida de los nobles, que sobre todas las cosas comprenden lo que es llevar una existencia agridulce, entre lujos y órdenes.

 

Isabel II y sus corgis

La crianza de perros para la exhibición suele ser un pasatiempo para la mayoría de las personas de la realeza. De hecho, el pedigree de muchas razas se remonta a la práctica de muchos de estos nobles en el pasado en busca de alguna característica específica, dependiendo de las aptitudes y capacidades que el can debía tener a la hora de realizar un trabajo; un ejemplo de ello son la gran gama de perros pastores que hay.

 

En la actualidad hay una personalidad en la realeza que se dedica a la práctica de la crianza de perros de manera tan esmerada, que incluso creó una raza nueva. Se trata de la reina de Inglaterra, Isabel II, quien actualmente tiene tras sus faldas unos hermosos canes de color champaña con forma de pastor pero de patas cortas, que son capaces de robarte el corazón, porque lucen demasiados tiernos por su pelaje y cuerpos regordetes.

 

Tanta es la predilección que la reina prodiga a esta raza, que hay quienes incluso no pueden evitar recordar la imagen de la soberana en compañía de sus mejores amigos de cuatro patas. De hecho, recuerda mucho a su tatarabuela Victoria I, la cual siempre se vio rodeada por perros.

La reina Isabel junto a sus perros los corgins en Viginia Water.

La reina Isabel junto a sus perros, los corgins, en Viginia Water.

Por otro lado, esta historia dio comienzo en 1944, cuando la reina, que contaba aún con 18 años y entonces era princesa, recibió como regalo su primer corgi, una hermosa perrita que llamó “Susan”, la cual se convertiría en la más amada mascota que ha tenido. Su apego fue tal, que se dice que tuvo que esconderla debajo de unas mantas mientras viajaba con el Duque de Edimburgo a través de Londres en un carruaje abierto, al comienzo de su luna de miel en Hampshire; porque ni siquiera su matrimonio lograría desprenderla de la que ella consideraba una de sus mejores amigas. De esta forma, la perra llegó a acompañar a los recién casados durante el resto de su luna de miel, lo que incluyó alguno que otro viaje oficial de estado de la pareja real.

 

Susan vivió 15 años, durante los cuales recibió el genuino afecto de todos los miembros de la familia real, ya ni hablar del amor y felicidad que compartía con la reina Isabel II, quien, luego de que la perrita falleciera en 1959, realizó ella misma el diseño de la tumba, como hicieran sus antepasado con sus perros.

 

Se puede asegurar que Susan es la base de toda una estirpe de Pembroke Welsh Corgi que la misma reina ha cuidado de producir y criar con toda la atención que ellos ameritan. Siempre se ha hecho acompañar por esta raza durante 50 años, por lo que se asegura ha tenido al menos de 30 Corgis y Dorgis. Si no lo crees, solo recuerda la apertura de los Juegos Olímpicos celebrados en Londres, en 2012, cuando el James Bond -Daniel Craig- fue recibido en el palacio de Buckingham por tres de los perros que tiene en la actualidad; todos descendientes directos de Susan, los Corgi Emma, Linnet, Holly y Willow; y los Dorgi Cider, Berry, Candy y Vulcan, estos segundos son una cruza entre Dachshund y Corgi.

Aquí el vídeo:

 

https://youtu.be/1AS-dCdYZbo

 

Mascotas – celebridades

Con la era moderna y el avance de la comunicación, es notable el protagonismo que ahora tienen estas criaturas en el mundo de la realeza, al ser retratados tanto en eventos oficiales, como en su más sencillas vidas cotidianas. Un ejemplo de ellos son los soberanos daneses, quienes en repetidas ocasiones se han permitido ser capturados cuando comparten con las mascotas con la que tienen mayor afinidad: los teckel. De hecho, se les ha podido ver a sus apreciados animales en su regazo, lamiéndoles la cara y posando como un miembro más de la familia en las fotos oficiales de Navidad.

 

-Princesa Mary de Dinamarca

No solo los reyes daneses, también los príncipes son afines la cría de perros. Tanto es así, que en una ocasión la princesa Mary manifestó que un hogar sin perros está incompleto. Por eso nadie se sorprendió cuando el matrimonio adoptó, antes de la llegada de los hijos, a Ziggy, un cachorro de border collie, que se hizo un excelente compañero de juegos de sus pequeños, los príncipes Christian e Isabella. Pero, ¿cómo resistirse a ese hermoso perrito de ojos azules y largo pelaje canela y blanco?

Mary de Dinamarca con su mascota Ziggy.

Mary de Dinamarca con su mascota Ziggy.

 

-Las Princesas de Suecia

Jumbo es el perro labrador de la princesa Victoria, heredera del trono, quien creció junto a este simpático animal al que dio un lugar privilegiado en retratos oficiales, pero sobre todo en su vida. Y aunque Zorro es menos popular, el acompañante de la princesa Magdalena también ha sido protagonista de retratos familiares, pero sobre todo cuando es capturado por los paparazzi en sus paseos con su ama y familia.

Comparte tu opinión