La euforia por el café estilo Cold Brew llegó hace poco más de un año. Recuerdo que en la ciudad de México pocos cafés lo implementaron en su carta. Hoy, y con este calor, el Cold Brew comienza a tomar más fuerza y por suerte más cafeterías lo ofrecen. Esto es lo que debes saber sobre el procedimiento y técnica de este café.

Las chicas de Panacea Cold Brew comparten con nosotras la guía definitiva del novedoso Cold Brews.

1.-  No es un café frío, es un café EN frío.

Lo más correcto sería decir café EN frío, para no confundirlo con el café helado o al que se le agrega hielo. Cold Brew significa preparación o infusión en frío y esa es la principal característica de este método: nunca entra en contacto con agua caliente. Un café cold brew no se define por la manera en que se bebe, sino porque se extrae a partir de una infusión en agua fría.

2.- Es todo lo contrario a expreso

Mientras que un café expresso requiere de 25 segundos para ser extraído, el café cold brew necesita entre 12 y 20 horas de paciente extracción, como en el caso de Panacea Cold Brew, que deja reposar el café en un ambiente controlado hasta 18 horas en agua fría filtrada por ósmosis inversa, para luego seguir con el proceso de filtrado y embotellado. El sabor y los aromas se obtienen por tiempo de inmersión y no por calor.

3.- Más cafeína y menos acidez

Un café cold brew tiene 60% menos acidez que un café tradicional caliente, debido a que el agua fría no extrae tantos aceites del grano y algunos se eliminan en el proceso de filtrado final. El proceso también influye en que la cantidad de cafeína sea superior: a mayor tiempo en contacto con agua, más cafeína “suelta” el grano. Por ejemplo, un expresso tiene un sabor muy fuerte, pero menos cafeína que un café cold brew ¡El cold brew sí te despierta!

4.- El origen importa

Como se trata de un café de especialidad, el grano también lo es. Los productores de café cuidan el grano para la taza final desde el origen, la variedad, la recolección y el secado.

5.- Bébelo como quieras

Agrégale hielo a tu vaso de café cold brew, dilúyelo en agua o leche, o pide la preparación especial de la cafetería. Un café cold brew lo puedes beber como quieras hasta que encuentres tu mezcla favorita. Incluso, lo puedes tomar directo de la botella y se puede conservar en el refri hasta por tres meses sin perder sus propiedades.

Panacea Cold Brew

Panacea Cold Brew tiene notas dulces que se obtienen desde la elaboración, sin azúcares artificiales añadidos. Viene en dos sabores: el concentrado natural extraído en frío, con ligeras notas de piloncillo, caramelo, chocolate y cítricos; o el concentrado con cardamomo extraído en frío. Ninguno te hará arrugar la cara de amargor.

La marca trabaja con una finca en Atoyac de Álvarez, en Guerrero; y con otra en la Sierra Mixteca en Oaxaca, para garantizar la calidad del grano y el tueste específico.

Si quieres saber dónde conseguir Panacea Cold Brew visita su página web o síguelo en sus redes. Puedes probar las preparaciones especiales de los baristas de las mejores cafeterías de la ciudad ,o simplemente, llevarlo a casa y beberlo a tu gusto.

 

Comparte tu opinión