Netlog

Cada 11 de abril se celebra el Día Mundial de la Lucha contra el Parkinson, enfermedad que aqueja al 1% de la población mundial de 60 años o más.

Sobre el mal de Parkinson ha trabajado la científica mexicana Gabriela Caraveo Piso, quien en sus investigaciones ha logrado eliminar los efectos neurológicos con un inmunosupresor. Según sus avances, podría estar muy cerca de lograr la cura para esta enfermedad.

Caraveo Piso es doctora en el Instituto Whitehead de Investigación Biomédica en Estados Unidos y descubrió que el calcio puede actuar como un mensajero intracelular, volviéndose letal para las células cerebrales en altas concentraciones.

 

“Estudié biología en la Universidad Nacional Autónoma de México (Unam); después, con ayuda del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) me gané una beca Fulbright-García Robles para estudiar inmunología y tenía especial interés en esta disciplina, porque mi servicio social y tesis la hice con la doctora Carmen Soler en el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (Indre). Ahí estudiábamos el Virus de inmunodeficiencia Humana (VIH)”, detalló.

La doctora Caraveco realizó una serie de experimentos, primero en levaduras, después en gusanos y, por último, en neuronas de roedores, y llegó a descubrir que las células podrían sobrevivir si se redujeran los niveles de la calcineurina.

Con el fármaco tracrolimus, utilizado para evitar el rechazo de trasplantes, logró reducir la toxicidad. Este inmunosupresor disminuyó la calcineurina y, con ello, los síntomas tóxicos de la enfermedad. Las personas sanas no tiene problemas para que sus células regulen la cantidad de calcio intracelular, pero las enfermedades neurodegenerativas hacen que se acumule el calcio, volviéndose tóxico y matando todo tipo de neuronas.

En esta etapa se ha logrado disminuir patologías asociadas al Parkinson en ratones, pero el próximo paso es llevar el tacrolimus a pruebas con personas para comprobar si podría ser un tratamiento alternativo por su seguridad y eficacia, y tal vez, incluso, convertirse en una cura para la enfermedad.