Vivir en grandes ciudades tiene sus desventajas, aunque para la salud de tu piel no tiene ninguna. Te decimos qué hacer para tu rutina de belleza se vuelva también “urbana”.

 

Claro! Cuando una vive en provincia, donde los niveles de contaminación y estrés son más bajos, que en la urbe, los cuidados de la piel son mucho más intuitivos: hidratantes para pieles secas, antiarrugas para pieles más maduras, hipoalergénicos para las más sensibles.

 

Y para los que vivimos en ciudad, ¿esto será suficiente? La respuesta, lamentablemente, es no. Hay que aceptar que no llevamos el mejor estilo de vida para nuestra salud. Y si fumas, bebes alcohol, además pasas por un periodo de estrés emocional y, de paso, tomas anticonceptivas, los efectos citadinos son aun peor. Ya te explicamos por qué.

 

 

Imagen vía Selectaenlinea.com.

Imagen vía Selectaenlinea.com.

Los Villanos: Radicales Libres

 

Aunque no son un grupo de rebeldes prófugos de la justicia, son igual de peligrosos, y también están libres. En realidad, tú misma los liberas al estar expuesta a situaciones estresantes para tu piel, como el contacto con gases contaminantes en la ciudades, y otra serie de malos hábitos, pero hoy no te regañaremos por eso.

 

Los radicales libres son moléculas inestables que no siempre son malas, también tienen un propósito fisiológico en la batalla del cuerpo contra los gérmenes y bacterias, y el cuerpo tiene mecanismos de defensa natural para eliminarlos, y lo hace a través de antioxidantes. Sin embargo, cuando la producción de radicales libres es mayor a la capacidad antioxidantes del cuerpo, estos afectan a todas las células sanas y se convierten en una de las principales causas del envejecimiento celular, un proceso que verás reflejado en la piel del rostro, no solo en forma de arrugas, también se manifestarán irritaciones, inflamaciones e incluso alergias.

 

Efectos de la contaminación

Una “piel cocodrilo” solía decir la abuela cuando te tocaba la mano y la encontraba reseca, y aunque la piel de tu rostro no llega a tener tal sensación de resequedad, lo cierto es que está allí; solo basta ver las arruguitas que encuentras al mirarte en el espejo, y la elasticidad que pierde cada día. Los efectos de la contaminación suelen ser:

 

-Se tapan los poros por causa del polvo al que está expuesta.

-Pierde elasticidad al tener menos oxigeno.

-Se deshidrata más rápidamente.

-Pierde vitalidad, luminosidad y salud por lo que tiene un aspecto opaco y de color gris.

-La contaminación incrementa la producción de radicales libres que son los causantes del proceso de envejecimiento prematuro de la piel.

-Produce irritaciones, alergias y eczemas en la piel.

-Disminuye la producción de colágeno por lo que aparecen las arrugas.

 

 

 

Los Héroes: Antioxidantes

Resulta que la inestabilidad de los radicales libres reside en que son moléculas a las que les falta un electrón (no te daremos una clase de química, así que imagínate que se volvieron locos porque están incompletos), y resulta que los antioxidantes son las sustancias capaces de darles la estabilidad que necesitan, aportándoles ese electrón (o más bien, curándoles la locura).

 

Es por ello que la alimentación rica en antioxidantes es el primer paso para ganar la batalla. Bayas (arándanos, frambuesas, moras, fresas), brócoli, espinaca, jitomate, ajo, nuez, kiwi… La lista de lo que la naturaleza nos regala es inmensa, y puedes enriquecer tu alimentación con antioxidantes en todo momento. También puedes recurrir a suplementos alimenticios ricos en vitaminas C, E y A.

 

Otra forma de obtener antioxidantes es de manera tópica, con cremas, mascarillas y sueros. Actualmente, la mayoría de los productos cosméticos ofrecen estos activos en sus fórmulas.

 

-La línea Truth de Ole Henriksen -que ofrece suero, crema hidratante y cuidado para el contorno de los ojos- es rica en vitamina C y aceites esenciales que protegerán y restaurarán tu piel, devolviéndole luminosidad.

Truth de Ole Henriksen.

Truth de Ole Henriksen.

Orgins tiene otra fórmula divina para recuperar la piel mientras duermes, se trata de su crema High Potency Night-A-Mins Oil Free Renewal Cream, con vitaminas C, E y H y minerales y desinflamatorios, como magnesio y calcio.

Orgins, High Potency Night-A-Mins Oil Free Renewal Cream.

Orgins, High Potency Night-A-Mins Oil Free Renewal Cream.

 

Créditos compartidos con Cristina Rey.