La ministra española de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, propuso celebrar el próximo jueves 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, con una ‘huelga a la japonesa’, “trabajando más horas” para demostrar “la capacidad que tienen las mujeres” en España.

“Si a mí me preguntan, diría que mi manera de celebrarlo sería con ‘una huelga a la japonesa’, trabajando más horas y demostrando la capacidad que tenemos las mujeres de este país”.

Su declaración se produjo durante la Sesión de Control en el Pleno del Congreso, en respuesta a las críticas sobre la falta de apoyo del Gobierno de España a la huelga convocada por sindicatos y el movimiento feminista para el Día de la Mujer.

A su juicio, “nunca” ha habido “tantas trabajadoras como ahora”. “Eso es lo que reivindicamos el 8 de marzo”. Aseguró que el Ejecutivo español trabaja por “cerrar” una brecha salarial, que “no tiene que haber”.

¿Qué significa huelga a la japonesa?

La huelga a la japonesa, refiere Wikipedia, es una leyenda urbana extendida en España y algunos países de América Latina, aplicable a la industria. Según esta teoría, los empleados que hacen huelga a la japonesa trabajan más de lo habitual como medida de presión. Así, se provoca un aumento de la producción y los precios caen por la ley de la oferta y la demanda, pues los dueños de la industria no pueden colocar su producto en el mercado, ya que están acostumbrados al método «justo a tiempo» y los costes de almacenamiento son muy altos.

En muchos países, existe la creencia de que los empleados japoneses son más fieles a sus empresas. Sin embargo, en Japón no se hace este tipo de huelga. Allí son más frecuentes los paros convencionales o las huelgas de celo. 

Comparte tu opinión