Muchas nos hemos preguntado por qué los hombres pagan por tener sexo. Te contamos algunos motivos.

A veces nos cuesta hacernos a la idea de que algunos caballeros disfruten del sexo pago. Nos parece inconcebible que engañen a su pareja o, aún siendo solteros, recurran a esta alternativa. Por esto, nos dimos a la tarea de consultar a algunos amigos de Kena; quizás ya nos imaginábamos las razones, pero pudimos llegar a estas conclusiones:

  • Están aburridos de la rutina. Consideran que su vida sexual es monótona y apática.
  • Sexo sin inhibiciones. Pueden pedir lo que quieran, si están dispuestos a pagar por ello.

  • Variedad de cuerpos, rostros y estilos. Algunos hombres son inconformes por naturaleza; teniendo pareja o no, desean seguir experimentando. Sería ideal que se toparan con una relación abierta y así evitarían corazones rotos. ¿No lo creen?
  • Sexo sin compromiso. Es una opción ideal para aquellos que no quieren ataduras. Esto es relativo, si les gusta la trabajadora sexual y la contratan en diferentes oportunidades, todo puede pasar.
  • Inseguridad. Es una salida rápida para los de baja autoestima. Eligen chicas que -según ellos- no podrían tener por ellos mismos.

 

Algunas mujeres también pagan por acompañantes sexuales, ¿será que los motivos son los mismos?

Mantenemos nuestra firme recomendación: documéntate, suelta los complejos y deja volar tu creatividad sexual.

La idea no es vivir en una competencia o con miedo de que tu esposo, novio o amigo íntimo prefieran buscar opciones antes de preferirte a ti. La idea es ser la mejor en la cama y si quieren buscar opciones, pues ¡ellos se lo pierden!