«La dama del crimen»: 10 datos curiosos sobre Agatha Christie

Un día como hoy de 1976, abandonó este mundo la escritora y dramaturga británica de 85 años, Agatha Mary Clarissa Miller, mejor conocida como Agatha Christie.

La autora de increíbles novelas policiales y de misterio, una de las más famosas y leídas del siglo XX, falleció por causas naturales hace 41 años. Es muy raro conocer a alguien que nunca haya siquiera tenido en sus manos una de las obras de Agatha.

Hoy en su honor, queremos que conozcas en profundidad a «la dama del crimen» con estos 10 datos curiosos sobre Agatha Christie:

  • No fue nunca al colegio, su padre la educó en casa y a los 5 años aprendió a leer por sí misma.
  • Durante la Primera Guerra Mundial comenzó a escribir novelas de misterio.

  • Aunque se caracterizó por ser «la dama del crimen», publicó seis novelas románticas bajo el seudónimo Mary Westmacott: «El pan del gigante», «Retrato inconcluso», «Lejos de ti esta primavera», «La rosa de sangre», «Una hija es una hija» y «La carga».
  • Agatha Christie desapareció 11 días en 1926 y fue encontrada en el Harrogate Spa Hotel, Inglaterra. Las causas de su desaparición nunca se conocieron concretamente, sin embargo, hubo quienes manifestaron que fue una amnesia temporal, una huida frustrada o simplemente publicidad.

  • Su amor por la escritura comenzó gracias a un reto con su hermana mayor, quien le aseguró que era capaz de escribir historias complejas.
  • Su obra «Diez negritos» ha vendido más de cien millones de copias en el mundo.

  • Fue pionera del surf en Inglaterra, luego de conocer esta práctica en Hawaii durante 1922.
  • Actualmente se puede alquilar la casa de Agatha Christie en Devonshire. La mayoría de los muebles, e incluso su piano, son originales de la autora.

  • Fue una apasionada por la arqueología. De hecho, a su segundo esposo, Max Mallowan, lo conoció en una expedición en la antigua Mesopotamia, hoy en día Irak.
  • La última vez que hizo una aparición pública fue en la premiere de la película Asesinato en el Orient Express, en 1974.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Síguenos @KENArevista!

Acompáñanos en nuestras redes sociales y no te pierdas ninguna nota de KENA.