Catherina Fantini, Directora Galaxia BB. nos revela su lista de compras antes de la llegada del bebé.

Hay una lista de compras previas al nacimiento del bebé. No entres en pánico porque cuando lo tengas en brazos no habrá nada más. Te recomendamos planear con tiempo y estar lista con todo el arsenal de cosas necesarias.

Lista de compras previas al nacimiento del bebé

La verdad es que cuando estás esperando un bebé quieres comprarlo todo, ya sea porque te parece tierno o porque piensas que podrías necesitarlo. ¡Cuidado! O podría pasarte como a mí que llegué a comprar 5 carriolas porque ninguna me era práctica y terminé usando un rebozo. Te paso mi lista de básicos:

Una carriola multi-edad. De esas carriolas que crecen junto con tu bebé. Normalmente incluyen bambineto, huevito y silla para que vayas usándola conforme crece. Si es de ruedas en triángulo (una al frente y dos atrás) mejor porque son más fáciles de manipular en terrenos irregulares. Cuando estés viendo opciones te recomiendo llevar un muñeco-bebé y manipula la carriola para ver si logras hacerlo sola. No siempre estarás acompañada. Adicional a esto, compra un protector plástico para la carriola, así no te estresarás si les agarra la lluvia durante algún paseo.

Una pañalera. Te recomiendo que te anticipes al baby blues que vendrá en el post-parto donde sentirás que no tienes nada que te haga sentir tú y busques una pañalera que te haga sentir bien a ti. Actualmente, existen marcas que diseñan pañaleras tipo bolsa y que vienen muy completas con compartimentos múltiples y colchoneta para el cambiador. Si te hacen feliz las pañaleras tradicionales de bebé, no te quedes con las ganas tampoco. Piensa que la pañalera estará atiborrada de cosas, así que busca que sea cómoda de cargar y resistente en las asas.

Un rebozo o fular. Sin duda, esta será una de las mejores adquisiciones que podrás hacer pero asegúrate que sea de calidad y revisa cuánto peso pueden cargar. Hay opciones de tela más delgadas para climas calurosos o más gruesos si hace frío. Ten en cuenta que deberás practicar y aprender; puedes empezar con los videos tutoriales o métete a un curso de porteo. No sólo te permitirá salir más ligera con tu bebé sino que ayudarás a tu pequeño a sentirse más seguro y calentito junto a ti. ¿Mencioné que los papás y abuelos también pueden aprender y ayudarte? Es lo máximo.

Implementos de seguridad en el hogar. Tal vez tu bebé aún vive en tu vientre, pero es bueno anticiparte a todo lo que hace un niño. Un ejercicio que pueden hacer tú y tu pareja es gatear por toda tu casa y revisar qué podría ser peligroso para tu bebé: muebles que pueden voltearse, conexiones eléctricas a la mano, cajones que pueden abrirse fácilmente, puertas, esquinas, etcétera. Esto les dará tiempo para preparar un entorno seguro para tu bebé.

Artículos para tu bebé.

  • Un cortaúñas pequeñito (hay unos que tiene lupa integrada, te lo recomiendo mucho porque cortar las uñas de un bebé es algo complicado.
  • Un cepillo de cerdas suaves para su pelito.
  • Sábanas delgadas de algodón (son muy útiles).
  • Una cachucha o sombrerito para el sol.
  • Toallas faciales; toalla para la salida del baño con capucha; una esponja suave; loción limpiadora y bloqueador solar (pregunta a tu pediatra).
  • Agua de mar en spray (muy útil para sacar moquitos o evitar alergias).
  • Piensa también si bañarás a tu bebé en la regadera, tina en el piso o si usarás una bañera, trata de hacer el ejercicio con un muñeco o pregunta a la gente cercana cómo ha sido su experiencia.
  • Cuida que los productos que compres para tu bebé no tengan petrolato; este es un derivado del petróleo que contienen muchos productos de higiene y no es lo mejor para la piel de tu bebé.
  • Te recomiendo que no compres pañales en exceso hasta que nazca tu bebé; a veces debes probar varias marcas antes de decidirte por una. Mi bebé reaccionaba con alergia a dos marcas de pañales en particular, fue hasta la tercera marca que se acomodó. Si decides utilizar pañales de tela, asegúrate de comprar suficientes pues tendrás que cambiarlos y lavarlos con más frecuencia.

Comparte tu opinión