Lagom es una palabra sueca que se puede traducir “como el punto medio”, el perfecto equilibrio. Y se puede aplicar a todas las facetas de la vida.

Muchos la consideran una filosofía de vida, otros la definen como ni en exceso ni en defecto, sino justo la medida necesaria. Lagom es la receta sueca para alcanzar el equilibrio en la vida o el arte de vivir con lo justo.

Lagom se asocia a un estilo de vida, por ejemplo, a la ropa elegante, sobria, duradera y fácil de combinar.

Lagom también consiste en encontrar un equilibrio en la vida personal. Los suecos lo hacen con el llamado fika, la conocida pausa para tomar café. Muchos disfrutan de este momento de distracción varias veces al día. Esto también es lagom.

“El principio del lagom se trata de encontrar equilibrio en la vida, por ejemplo, entre el trabajo y la vida privada. Si trabajas todo día sentada en la computadora, te cansarás y serás menos productiva a medida que pasen las horas. Pero si haces pausas, te levantas, te relajas y tomas un café, como en la pausa fika, serás mucho más productiva cuando regreses”, afirma la británica Nikki Brandsmart, editora de un blog de decoración, quien pone el práctica el concepto lagom.

¿Cómo aplicar los principios del lagom?

Los expertos aconsejan comenzar de manera gradual con acciones simples, pero que harán que poco a poco lleves una vida con moderación y más sencilla.

-No todo es trabajo y responsabilidad. Los especialistas invitan a realizar tareas que permitan despejar tu mente de la vorágine diaria, como practicar deporte, salir con amigos o realizar algún hobby.

-Cuidar el medio ambiente.

-Vivir sin excesos. Aprender a vivir con lo básico, adoptar conductas sostenibles y lograr el equilibrio entre el trabajo y la vida personal.