Netlog

La menopausia es la etapa donde el cuerpo de una mujer deja de presentar el ciclo menstrual (periodo) y generalmente se presenta alrededor de los 45 y 55 años.  Es un proceso natural que sucede a medida que pasa el tiempo y la edad más común suele ser a los 51.

Es  importante destacar que la menopausia puede desencadenarse por otros factores de salud, a lo que se le conoce como menopausia precoz. Si acudes a tu médico, él podrá ayudarte a controlarla.

 

¿Cómo saber si ya la padeces? 

 

Estos son algunos cambios que puedes notar:

  • El intervalo entre un periodo menstrual y el otro (mayor o menor)
  • La ausencia total de un periodo menstrual
  • Cambios en los patrones de sangrado durante el periodo menstrual (más intenso o más leve)
  • Sangrado entre periodos menstruales

 

Ahora bien, una vez identificado que tienes menopausia ¿Cuáles son los síntomas persistentes que presentarás? 

  1. Periodo menstrual irregular: El periodo menstrual se vuelve más corto, más largo, más intenso o menos intenso. Empieza a faltar el periodo menstrual.
  2. Calores: Los calores son sensaciones de calor repentinas, algunas veces intensas, que se extienden a la cara y la parte superior del cuerpo. Los calores pueden ser muy molestos, pero suelen durar unos pocos minutos. Pueden aparecer varias veces en un mismo día, en la misma semana o en el mismo mes.
  3. Sudores nocturnos: Estos son calores que te despiertan durante la noche.
  4. Problemas para dormir: Puedes tener insomnio, es decir, dificultad para conciliar el sueño o para permanecer dormido. También es posible que empieces a despertarte mucho antes de lo que solías hacerlo.
  5. Cambios vaginales: La membrana vaginal puede volverse más delgada, más seca o menos elástica. Esto puede generar sequedad o molestias durante las relaciones sexuales.
  6. Infecciones urinarias o de la vejiga: Es posible que debas ir al baño más a menudo o que tengas infecciones urinarias o de la vejiga más frecuentes.
  7. Cambios en el estado de ánimo: Los cambios hormonales pueden causar ansiedad, irritabilidad o cansancio. También puede cambiar tu impulso sexual.
  8. Debilidad de los huesos: Es posible que tus huesos se debiliten durante la menopausia. Si se debilitan mucho, puede derivar en osteoporosis posterior a la menopausia. Incorporar abundante calcio y vitamina D puede ayudar.

 

¡Odio los calorones! ¿Cómo puedo controlarlos?

Este síntoma es el más común y a la vez es el que más nos cuesta manejar, por eso te daremos estos tips para que puedas controlarlos sin morir en el intento.

 

Intenta lo siguiente:

  • Hacer ejercicio de forma regular.
  • No fumar tabaco.
  • Mantener un peso saludable.
  • Meditar o realizar alguna otra actividad para aliviar el estrés.
  • Darte una ducha fría mientras duren los calores o antes de acostarte.
  • Bajar la temperatura del lugar donde vives (especialmente en tu dormitorio).
  • Suprimir el consumo de alcohol, cafeína, bebidas calientes y comidas picantes.
  • Usar varias prendas delgadas de algodón (para que puedas quitarte algunas cuando sufras los calores).
  • Llevar un registro de los momentos en que experimentas calores que te ayude a detectar qué los provoca.

 

Existen muchos tratamientos que te pueden ayudar a controlar estos síntomas, por lo que debes consultar a tu médico para que te indique el tratamiento adecuado a tu cuerpo y tu condición física.

Sé parte de nuestra comunidad

Recibe gratis nuestro newsletter con contenido único, trivias e invitaciones a nuestros eventos.

¡Gracias por querer ser parte de nuestra comunidad! Llena el siguiente formulario y ¡listo!

Powered byRapidology