Decenas de mujeres sauditas pudieron acudir, por primera vez en la historia de Arabia Saudita, a un campo de fútbol y presenciar el partido, el pasado viernes 12 de enero de 2018, después de que el Príncipe heredero diera la autorización.

Las sauditas, que pudieron ingresar solas o junto a sus maridos, se sentaron en una zona separada en el estadio de la ciudad Deportiva Rey Abdalá en Yedá, lugar donde tuvo lugar el encuentro.

«Mis hijas aún no creen que esto esté pasando», expresó Salen al-Ziadi, quien fue al estadio junto a sus tres niñas.

«Veía los partidos por televisión, mientras mis hermanos iban (al estadio). Me sentía triste y me preguntaba por qué no podía ir. Hoy eso ha cambiado, es un día de placer y alegría», comentó Nura Bajuryi a France Presse.

Esta medida se suma a otros decretos que el príncipe heredero Mohamed Bin Salmán está adoptando, como permitir que las mujeres sauditas puedan obtener el carnet de conducir.

El mes pasado, un decreto real anunció que las mujeres podrán conducir desde el próximo mes de junio de 2018. Arabia Saudí es el único país del mundo que prohíbe conducir a las mujeres.

Comparte tu opinión