El fin de semana pasado, en Necochea, playa Argentina, hubo una polémica luego de que tres mujeres que tomaban sol el toples fueron obligadas a cubrirse por órdenes de la policía.

Durante el verano muchas personas asisten al balneario que se encuentra a 10 cuadras del centro de la ciudad, alguno de ellos llamó a las autoridades policiales para denunciar que tres chicas estaban sin la parte de arriba de sus trajes de baño. Uno de los policías que llegó al lugar, exigió a las mujeres que vistieran sus pechos porque se trataba de un acto de «exhibicionismo».

La situación generó una fuerte discusión entre los uniformados, las chicas y otros turistas, uno de ellos pedía a gritos que «las esposaran» y una de las señaladas manifestó:

«No es nudismo, tengo tantas tetas como muchos otros que están acá. Estoy tomando sol en un lugar público»

Seguidamente, se activó un operativo en el que participaron 20 policías y 6 patrulleros, quienes amenazaron con llevarse presas a las mujeres sino se cubrían. Luego del caluroso encuentro con los oficiales, un grupo de personas en el lugar defendían a las que realizaban topless y otros turistas pedían que se taparan. «La ley es la ley, vos no podés estar exhibiéndote», gritó uno de los denunciantes. A las tres féminas no les quedó otra opción que colocarse la parte de arriba de sus bikinis e irse de la playa, catalogando lo sucedido como un abuso de poder y violencia machista.

A raíz de esto, distintas organizaciones hicieron un llamado hoy, a través de las redes sociales, para convocar a un «tetazo» en el Obelisco de Buenos Aires, un monumento histórico considerado un ícono de la ciudad capital de Argentina. La protesta está prevista para el próximo 7 de febrero a las 17 horas bajo el lema «nuestros senos no deben ser censurados».

 

 

Comparte tu opinión