Ya que estamos terminando el mes de marzo, seguimos honrando mujeres que cambiaron el curso de la historia (no te pierdas la Parte 1). Me enorgullece presentar a tres de ellas que son destacadas en sus gremios ante todo el mundo, y además todas son mexicanas.

Quizá haya un debate de opiniones encontradas de si fueron o no feministas en el estricto sentido. No es el punto aquí, de lo que no nos cabe la menor duda es que dieron un fuerte golpe de timón, cada una con su vida y obra, en su época y en medio de un «mundo de hombres». Gracias porque ellas colaboraron en abrirnos camino. Seguramente te suenan, conoce más.

MEXICANAS DESTACADAS

Frida Kahlo

Frida es quizá la más famosa mexicana al rededor del mundo, sus pinturas y cientos de materiales bibliográficos sobre ella -muñecas incluidas- visten las casas europeas y latinoamericanas que se precian de ser más cultas.

Ícono de pies a cabeza, siempre exaltando las raíces mexicanas (su padre era alemán, su madre mexicana). Sabemos de su más famosa y larga relación con el muralista Diego Rivera e intuimos por sus cartas y pinturas, lo tormentoso, no tradicional y pasional que fue. Sabemos que pertenecían a un gremio elite cultural, socialista y disidente. También que los dolores por el accidente sufrido a los 18 años, la postraban en la cama agónicos periodos en los cuales, lo mejor fue pintar. Tan fuerte y frágil.

Magdalena Carmen Frida Kahlo Calderón es de las destacadas mexicanas que nunca terminaremos de conocer, no importa cuánto y desde qué arista se le indague. Siempre habrá una parte misteriosa y fascinante por revelar. Esto me quedó claro en un reciente estreno, un documental italiano muy recomendable: «Frida. Viva la vida», con Asia Argento y dirigido por Gianni Troilo.

Juana Inés de la Cruz

Todos la conocemos como Sor Juana y al menos el inicio de su más famoso poema: «Hombres necios que acusáis a la mujer sin razón…«

Juana Inés de Asbaje y Ramírez de Santillana fue una rebelde de su época. Entró al convento no tanto inspirada en su fe cristiana, sino porque dadas sus condiciones económicas y sociales, debido a que no era hija legítima la iba tener difícil para casarse «bien» y no se le permitían los estudios universitarios; en realidad fue su única opción para tener acceso al conocimiento, libros y artes.

Una inteligencia con hambre voraz de conocimiento, una pluma extraordinaria llena de romance adolorido, temas seculares y que más de una vez fue censurada por la Iglesia. Hoy es considerada la décima musa: «yo, la peor de todas« como firmara sarcásticamente una carta.

Si quieres saber más, puedes ver el serial de 7 capítulos con Arcelia Ramírez con guión de Patricia Arriaga Jordán que causó polémica: Juana Inés.

Rosario Castellanos

Quizá menos conocida que las mexicanas destacadas anteriores, no por ello menos destacable. Esta mujer de letras: (escritora, diplomática, periodista y poetisa) se encontró a sí misma cuando se topó de frente con la soledad varias veces en la vida.

Rosario Castellanos Figueroa creció en la comunidad maya de Comitán, Chiapas. Su hermano y padres murieron aún siendo ella muy joven. Comenzó con su pluma nostálgica y reflexiva desde aquel tiempo. Emigró a la ciudad de México, completó brillantes estudios en filosofía y letras, fue catedrática de la UNAM y otras universidades estadounidenses. También laboró en el Instituto Nacional Indigenista, en el club PEN Internacional, en el periódico Excélsior y como embajadora en Tel Aviv, entre otros.

Atravesó dolores como la depresión, la infidelidad y el divorcio, mientras dedicó gran parte de su obra a la defensa por los derechos de las mujeres. Murió a los 49 años de (dicen versiones) una descarga eléctrica con una lámpara al salir mojada de bañarse para contestar el teléfono.

Fue prima de mi abuelo paterno en tercer grado, me gusta pensar que algo de ella corre por mis venas. Balún Canán es su obra autobiográfica más popular, pero te sugiero que comiences por leer Mujer que sabe latín.

Un libro que nos inspiró a dedicar estos artículos a las mujeres que cambiaron al mundo fue El pequeño libro de las Grandes Feministas, de Julia Pierpont. Más que biografías son citas y anécdotas curiosas que difícilmente sabíamos de todas ellas. Además está exquisitamente ilustrado.

Comparte tu opinión