En Kena apoyamos y nos solidarizamos con la mujer venezolana, unas guerreras por la paz que este fin de semana alzaron sus banderas tricolor para exigir el cese a las represiones y a la violación de los derechos humanos, por parte de los cuerpos de seguridad de la nación.

El pasado sábado, 6 de mayo, luego de más de tres semanas de protestas incesantes en Venezuela y 41 muertes contabilizadas desde sus comienzos, las mujeres llenaron las calles del país latinoamericano y dijeron: ¡no más represión, no más violencia!

Vía: REUTERS

Abuelas, madres, jóvenes y estudiantes abarrotaron las principales avenidas mientras vestían de blanco y llevaban en sus manos flores del mismo color, esto como un llamado de paz y atención a las autoridades venezolanas frente a las violentas reprimendas de los cuerpos policiales a la población.

Algunas se movilizaron con sus senos desnudos y en sus cuerpos lucieron escritos como “Lolas vs. Balas” y “Sin blusas, sin excusas”, otras se quitaron los pantalones y se los “ofrecieron” a los policías que se encontraban en el lugar, esto para expresar el rechazo de la fuerza femenina contra los diversos atropellos y agresiones a los que han sometido a los manifestantes en las distintas concentraciones.

Vía: AFP

Este 2017 ha sido, sin duda alguna, uno de los años con mayor relevancia, participación y fortaleza para las mujeres. Desde hace mucho tiempo estamos en la constante lucha por gritar al mundo que ¡no somos el “sexo débil”, tenemos derechos que deben ser respetados y que soñamos con la libertad e igualdad!

A principios de este año se realizó una marcha de mujeres en contra de las políticas de Donald Trump, esta fue considerada la mayor protesta en la historia de Estados Unidos. Luego, en marzo como conmemoración del “día de la mujer”, el mundo fue testigo de “un día sin mujeres”, una huelga a la que se sumaron más de 30 países para luchar contra la violencia contra la mujer, la desigualdad salarial, la discriminación y la explotación económica.

En México, el mes pasado una multitudinaria marcha partió de Ecatepec, municipio con las cifras de femicinidios más altas del país, según Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio. Más de 6.000 mujeres manifestaron, exigieron el fin del machismo y la violencia de género. Mientras, el viernes 5 de mayo, cientos de personas, en su mayoría mujeres estudiantes marcharon en la UNAM y exigieron justicia tras encontrar el cadáver de una chica el pasado miércoles en las instalaciones de la universidad. Su lema fue “¡nos queremos vivas!” y “¡ni una más!”.

Las mujeres hemos demostrado que nuestra lucha no tiene fecha de caducidad y tenemos muy claro que para ver el cambio que queremos en el mundo, debemos comenzar por nosotras mismas. No podemos detenernos, no podemos dejar las cosas al azar y por sobre todas las cosas no podemos olvidar que, ¡juntas somos más!

Comparte tu opinión