Cuando tu felicidad y paz interior se ven estrechamente vinculadas a otra persona, debes estar alerta a reconocer la dependencia emocional. Te contamos más sobre este término.

En la mayoría de los casos, las personas que dependen emocionalmente de otra no consiguen verse la vida sola y se les hace muy difícil romper con una relación que seguramente tiene tiempo fracturada.

Si tienes miedo a vivir en soledad y tomas la decisión de seguir con una persona sin felicidad y sin amor es momento que afrontes la situación y sepas que vives bajo una terrible dependencia emocional. Es el primero paso para superar esta etapa.

“Nada es tuyo, la vida te lo alquila, te lo presta para que disfrutes mientras lo tienes”

-Walter Riso-

Pasos para superar la dependencia emocional:

  • Sé honesta contigo misma: es el primer paso que tienes que dar para superar esta situación. Pon en una balanza qué es lo que quieres realmente, sin miedos y sin trabas y acepta que no puedes seguir dependiendo de nadie emocionalmente.

 

  • No tengas miedo: no sientas miedo a estar sola o empezar desde cero. Es necesario que salgas de tu zona de confort y apartes todas esas incertidumbres que te agobian. Ten siempre una actitud positiva frente al cambio.

 

  • Di NO: es importante que aprendas a decir no a todo aquello que perturba tu paz y tu equilibrio emocional. Así como intentas respetar a tu pareja, respétate a ti misma y di “no” las veces que sean necesarias. Es súper importante para poder recuperar tu estabilidad emocional.

 

  • Trabaja en función personal: trabaja siempre para ti misma, sin olvidarte de quién eres, qué es lo que quieres y hacia dónde quieres ir.

Persigue siempre tus metas y trabaja siempre en función de lo que desees tú, sin que terceros te alteren las decisiones que puedas estar tomando para tu vida y tu futuro.

 

  • Ama de forma saludable: el amor propio es indispensable en todo momento y para poder solucionar situaciones con tu pareja, es primordial que te conozcas a ti misma y aprendas a amarte. Primero tú, segundo tú y tercero tú. 

Subir eslabones y pasar de dependencia emocional  a autonomía efectiva es lo que se quiere para conseguir la estabilidad y el bienestar en pareja.

LEER MÁS SOBRE: 13 PODEROSOS PASOS PARA FOMENTAR EL AMOR PROPIO

 

 

Comparte tu opinión